Blogger Template by Blogcrowds.

La película.

Si nos damos cuenta, tenemos el argumento perfecto para una película. Pero para una película de las malas, malas. De las que no hay quien se trague. Al lado de ésta, las películas de Esteso y Pajares son obras maestras del séptimo arte.

Pongámonos en situación. Un país centroasiático, Pakistán. Estamos a pocos kilómetros de la capital, Islamabad. Durante muchos años, vive o incluso merodea por las cercanías de la capital el hombre más buscado del mundo. Para añadirle más emoción, reside en una casa que bien parece un fortín, con una muralla de tres metros de alto que le separa de la gente de la calle, así como también la terraza superior estaba tapada con un muro. Un muro que a mi me habría parecido extraño, supongo que los registradores de la propiedad de aquel país discreparán en este punto conmigo. Nadie podía ver nada desde fuera, ni desde dentro se debía ver la calle, y una casa tan rara, con tanto muro y tanto secretismo no extrañó a nadie. Y, para acabarlo de rematar, al lado se encuentran unas instalaciones militares y de inteligencia del gobierno pakistaní. Nadie se entera. O esa inteligencia tiene muchos problemas en los que centrarse o es que de tan inteligentes se han pasado de listos.

Quiero más emoción. Pues la tenemos. Situénse. Noche cerrada en su ciudad de residencia. De repente, se acercan a su casa dos helicópteros extranjeros que parece que quieren aterrizar en su azotea. Nadie se extraña, nadie llama a la policía, nadie sale a las ventanas, nadie curiosea, nadie dice ni media. Solo el que en ese momento twitteó la cosa. Ni siquiera de las instalaciones militares, que ya tiene bemoles, sale nadie a mirar al cielo, a ver lo que pasaba en la casa de al lado. Con una defensa como esa yo no quiero enemigos. Un helicóptero se la pega. Nadie se cuestiona qué está ocurriendo en esa casa. Comienza el tiroteo. Los militares de al lado ni están, ni se les espera. Dejan que un país extranjero invada su país, viole su espacio aéreo y una propiedad privada. Y dejan que disparen a diestro y siniestro a los habitantes de la finca hasta que, pasados cuarenta minutos, se acaba el ruido de disparos y el helicóptero que quedaba en condiciones de volar sale disparado a no sabemos donde. A todo esto, a los militares invasores les ha dado tiempo a tirotear, matar a los que defendían al terrorista, hacer pruebas de ADN, a recoger el cuerpo del hombre más buscado del mundo y algo de material informático.

Y, ya que estamos en el cielo, lo mejor es desprendernos del cuerpo para que nadie convierta la tumba en lugar de peregrinaje. Pedazo de incultos. No saben que algunas de las facciones del Islam, como la que profesaba Osama Bin Laden, no acepta la adoración a los muertos, los entierra de forma simple y sin nombre. Qué más da tenerlo enterrado o no, si ya es mártir de la causa y eso es lo que importa. Y nos pretenden hacer creer que tirar un cuerpo al océano Índico respeta el rito de entierro musulmán. Nos toman por idiotas.

Pero la tomadura de pelo no acaba ahí. Pakistán dice que no sabía dónde estaba el terrorista más buscado del mundo y que no tenía ni idea de la operación que se iba a desallorar en su suelo, luego dice que sí y ahora que si hay que tener en cuenta las interferencias que en estos casos se producen cuando las cosas se hacen rápido y corriendo. Tan rápido que la CIA llevaba controlando la casa desde el mes de agosto del año pasado. Lo dicho, a la inteligencia pakistaní le falta un hervor o es un poco retrasadita, la pobre. Y, entre tanto, las sospechas se ciernen sobre la actitud que un país tan amigo de Estados Unidos ha resultado tener al respecto de la lucha contra el terrorismo yihadista. Que de ahí les viene la amistad.

Una CIA que bien podría confundirse con la TIA de Mortadelo y Filemón. Invaden un país extranjero, pierden un helicóptero, matan a varias personas, solo con la seguridad al 60% de que el asesino podría encontrarse en esa casa. Primero nos dicen que el terrible terrorista estaba escondido tras el cuerpo de una mujer, luego que estaba armado y que por eso lo tuvieron que reducir a balazos. Y ahora resulta que no estaba armado y nadie responde a la pregunta de por qué lo asesinaron y no lo capturaron si es que la orden, como se ha dicho, era la de capturar y no la de matar. Entretanto, las sospechas de la venganza, de la ley del Talión.

Jaleo con las fotos. Ya han salido unas cuantas. No entiendo a los periodistas que quieren verlas y que quieren ver las de Osama. A parte de parecerme una falta de respeto, son de un desagradable que te puede dar algo. No sé qué interés tienen, aparte del morbo y de ver ríos de sangre y cuerpos y cabezas reventadas sobre el suelo de la mugrienta mansión. La de Osama no será menos placentera de ver y acabará saliendo, no lo duden. Dice Obama que no porque la foto de Osama es truculenta, pues eso significa que sí. A estas alturas, como para creerse algo de lo que digan los de Estados Unidos. Que la semana que viene o dentro de dos días ya las tendremos en primera plana en los portales de Internet y en los periódicos. Y, entonces, más ánimos crispados del lado musulmán y, como si lo viera, gente reunida en lo que fueron las Torres Gemelas y delante de la Casa Blanca dando brincos de júbilo del lado estadounidense. Mientras se hable de las fotos, pensarán, no se dedicarán a cuestionarnos la legalidad de la operación y las presuntas torturas cometidas para sacar información a detenidos de Guantánamo, que fue lo que llevó a Estados Unidos a vigilar la casa. Torturas, lo que faltaba para animar la cosa, mientras Fiscales Generales del Estado y portavoces del Gobierno estadounidenses confirman la absoluta legalidad del acto cometido en Pakistán.

En fin, que a estas alturas, no me extrañaría nada que en la próxima edición del Sálvame Deluxe saliera Lidia Lozano comunicándonos, con gran solemnidad, que Osama Bin Laden está vivo y que ha optado por largarse con Ylenia Carrisi, la hija de Al Bano, aquella a la que ni ella misma pudo encontrar. Porque si a Ylenia no la encontraron, a éste tampoco.

Y luego hará un vídeo y se mostrará al mundo entero y entonces debatiremos si es el real o uno de sus muchos dobles.

Esto no ha hecho más que empezar. La película promete.

8 guarrindongos tienen algo que decir:

Según los expertos, la práctica de dar sepultura a una persona en el mar no es habitual en el Islam, que aconseja enterrar a las personas sin ataúd, en contacto directo con la tierra y la cabeza orientada a la Meca.. Toda esta "pelicula " es una obra de arte de TERROR ! pues aqui no hubo:
Justicia.. fue una Ejecucion, muy bien planeada para continuar con el lucro y ganancias q. acarrea :
el armamentismo.
salu2 JotaEfe.

5 de mayo de 2011, 4:38  

Voto porque la película la haga Tarantino o Tim burton así habrá sangra a raudales, que es lo que vende o muñecos raros si la hace -burton. Tiene que estar bien.

Buena entrada

5 de mayo de 2011, 5:47  

Yo no termino de creerme todo ésto, creo que es una pelicula de las malas, pq los americanos necesitaban venganza, un desastre.

5 de mayo de 2011, 8:58  

yo lo que me pregunto es si la peli va a ser de acción o de terror... y con final feliz seguro q no..

5 de mayo de 2011, 9:55  

Palabrería barata.¿Se creen que somos tontos?
Me pueden estos temas Jota,que asco de humanidad.
Besos.

5 de mayo de 2011, 10:11  

Pues esta peli es de las que no me gustan. Sobre todo por la cantidad de casquería que hay que ver. Y porque hasta las pelis de amor de antes, esos pastelazos en que el bueno siempre se lleva a la chica, son más creíbles que esta. Sin contar con que una peli de amor es sólo una peli y lo que tu has descrito es una triste realidad interpretable de mil maneras por ser todo mentira y por las consecuencias que puede acarrear. Entendiendo que el miedo mismo a lo que puedan hacer los cabreados ya es en sí mismo un castigo para todos.
En fin, que no pienso preparar palomitas, que se podrían confundir los estallidos con otros.

No dejes que esto te quite de tus asuntos, no sacarás nada en claro.

Un abrazo.

5 de mayo de 2011, 23:42  

Pues yo no termino de creerme nada de nada....esto es todo muy extraño.
Dentro de un tiempo nos daremos cuenta.

Besos

6 de mayo de 2011, 17:33  

Solo será cuestión de tiempo, y esta vez si uyilizaré la frase que siempre detesté..."Ver para creer".

p/D Te dejo mi dire por si te animás y decidís participar.
Será un placer poder leerte entre tantas letras.

http://mirameaquiestoyo.blogspot.com/2011/05/respiro-tus-palabras.html

Si quieres puedes invitar a tus amigos.
Besitos

9 de mayo de 2011, 19:11  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal