Blogger Template by Blogcrowds.

Injusticias.

He sido víctima de una injusticia. No vengo a hacerme el mártir ni a reclamar mi parcela celestial, pero hoy me ha dado por decirlo y, como no me puedo quejar a la causante de la misma, se lo diré a todo el mundo con el único objeto de quedarme más ancho que largo. Como hacen los demás.

Resulta que ayer, de repente, sin venir a cuento, me acordé de una chica. ¡Qué habrá sido de..., llamémosla X! Una muy buena chica. No tuve mucho contacto con ella, apenas dos o tres días sueltos de hace tiempo pero supe distinguir que era muy buena, muy sensata, buena conversadora, sencilla, muy inteligente. Me dio buena onda y, desde entonces, intercambiamos muchos o algunos mensajes, nos escribíamos a menudo e hicimos alguna que otra intentona para quedar.

Pues bien, decido escribirle. La última vez me dijo que se quería desconectar, dar un tiempo, desaparecer. Nos despedimos hasta no sabíamos cuando. Las cosas de la psique van despacio. Y yo, confiado en que ya estaría perfectamente, con su vida rehecha y feliz, me animé a mandarle unas letras a modo de saludo, para retomar el contacto, por gusto de saber de ella.

Me responde al poco rato, muy educada, agradeciéndome el interés, contándole que le va realmente bien y pidiéndome que no la escriba más. Que sabe que no es justa conmigo pero que es lo que hay, que no quiere tener contacto con nadie que le recuerde a cierta persona.
Un cerdo disfrazado de galán, palabrería barata pero adaptada a lo que se quiere oír, polla poderosa no por lo que ésta vale, que no vale nada, sino porque no piensa con otra cosa, creyendo que es viril y no siendo más que mero aparato expulsor de esperma.

Me quedé a cuadros. No tengo nada que ver con dicho personaje, Dios me libre. Yo soy de marca mayor. Y ella lo sabe. Solo pretendía retomar el contacto y la amistad en el punto en que se quedó porque sinceramente era una persona que me merecía la pena reencontrar. Bien sabe ella que no pretendía, ni pretendo, hurgar en herida alguna. No me esperaba esa respuesta. Desde luego, no es justa. No la merezco. Ni es justo tomarse la molestia en escribir a alguien y que la respuesta sea, por favor, no me escribas más en tu vida. Pues vaya agradecimiento. Por otro lado, si cada vez que me han hecho daño, me enfadase no solo con la persona causante del mismo sino con quien me la/o recuerda..., pues apaga y vámonos. Estaría solo en el mundo. Y no. Me enfado con una persona y conservo a quien me merece la pena, sea amigo de quien sea. De hecho, siempre digo que estaré eternamente agradecido a todos "mis enemigos" que me presentaron gente que, hoy por hoy, son grandes amigos míos. Hay que saber distinguir. Comprendo que haya tenido que sufrir mucho pero estoy harto de que los no responsables de nada paguemos por los responsables, máxime cuando se trata de gente despreciable, que piensa con la polla, va como el culo y arrastran a quien se ponga por delante. Terroristas emocionales. Bufones de los sentimientos.

Aun así, no le voy a guardar rencor. Respeto su decisión aunque me parece un lujo que una persona te escriba, tenga contigo un detalle bonito y no haya piedad con él/ella. Cosas así no pasan todos los días, ni muchas veces en la vida. En fin. No la escribí, ni lo pienso hacer. Lo siento porque no me da la oportunidad de conocerla mejor, de seguir tratándola. Ni, por supuesto, de que ella me conozca. No se iba a arrepentir, que ya va siendo hora de creérmelo un poquito. Como hacen los demás.



Le deseo lo mejor. Y que viva a su modo, como quiera y con quien le plazca, sin darle importancia a quien no la merece y ponderando mejor aquellas situaciones que quizá habrían valido la pena. Un consejo para la próxima vez.

5 guarrindongos tienen algo que decir:

Uff, casi escribimos de lo mísmo ésta semana,qué coincidencia.
Yo creo que a veces la gente confunde los valores de la amistad, no se le pueden cerrar las puertas a nadie, y no podemos culpar a terceros por nuestras inseguridades, si te ha contestado eso pues ella se lo pierde.
Un besazo,,,,na es mejor q me escribas a mí jajajajaja

12 de agosto de 2011, 13:16  

Pues estoy de acuerdo contigo...tú no le has hecho nada y no tenía porque contestar así, pero la decisión ha sido suya y tú poco puedes hacer.
Ayyy!! es que hay gente pa`to.
Ea a estudiar que te veo por el rabillo del ojo...

Un beso grande

12 de agosto de 2011, 17:21  

Una tonta, eso es lo que es. Porque si lo tiene tan claro, pues con no contestar, habría sido suficiente.
Tu te hubieras quedado sin saber si le llegó el correo, y ella no te hubiera dado el mal rato.
Esas cosas pasan, pero normalmente, denotan cortedad.
Se dice que de lo perdido saca lo que puedas. Pues eso, se pierde a alquien interesante como tu, por algo que no merece la pena.
Bah, simplezas. Sigue siendo tu y pasando de ella.

Un beso.

12 de agosto de 2011, 23:36  

Me has dejado asombradita, anda que si yo tuviera que hacer eso con las personas que me recuerden a las que me dañaron, por favor, por muy mal que le hicieran, tú ni tienes culpa, ni siquiera lo sabias, la verdad no tiene disculpa, todos hemos tenido malos momentos, pero no la tomamos con los demás. En fin tranquilo, que de todo hay en este loco mundo. Un besote y feliz puente.

13 de agosto de 2011, 1:29  

Jopé, que mala pata¡, la verdad es que la gente anda mal de la azotea pero bueno de todo tiene que haber en la viña del señor,ajjaja,besos.

13 de agosto de 2011, 23:19  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal