Blogger Template by Blogcrowds.

Despertar.

Hoy me despertó el aire. El aire fresco que entraba por mi ventana ya que duermo con las dos hojas completamente abiertas y con la persiana subida, al estilo Torrevieja, ya que tengo en mi ventana uno de los mejores inventos de la historia de la humanidad: una mosquitera que guarda mi habitación de ser colonizada por seres que no tienen título de propiedad sobre la misma. Y eso, el fresquito que me daba tumbado en la cama, me recordó mis despertares en Torrevieja, donde comíamos, cenábamos, cocinábamos y dormíamos viendo y oyendo el mar, al socaire de la brisa marina, sin sudar una gota en toda la temporada.

Allí dábamos buena cuenta del verano, mi abuela y yo nos pegábamos unos veraneos que ni la duquesa de Alba en sus mejores tiempo. Me acordé de que ya es 7 de julio y de que apenas me he dado cuenta de que estamos en verano. Bien es verdad que mis veranos y veraneos eran de lo más raro del mundo, pues empezaban entre los días de San Juan y San Pedro y San Pablo, o sea, entre el 24 y 29 de junio y se extendían hasta que empezaba el curso escolar a mediados de septiembre. Tres meses en la playa. Abríamos y cerrábamos el edificio mi abuela y yo. Ya digo, veraneos de marqueses. Y recordé que, a la misma hora que estoy escribiendo esto, mi abuela y yo ya habíamos subido de darnos un largo baño matinal en el mar, nuestro baño diario, con toda la playa para nosotros y que nos disponíamos a desayunar un plato que rebosaba de tostadas de tomate, aceite y sal.

Así hasta prácticamente 2008. Los dos veranos siguientes fui a Torrevieja pero menos tiempo, la Tesina, los estudios, el estar desubicado allí, etc., me lo impidieron. Este año, con la oposición, me habría ocurrido lo mismo. Habría ido pero poco tiempo. Ahora sí que no voy a ir de ninguna de las maneras pero, como suelo decir, los recuerdos saltan ante la más mínima tontería y nos ponen del revés o, en su caso, se disponen a amargarnos el día. Voy a probar a ver si con una buena ducha se van por el desagüe.

El caso es que no parece que sea verano. Yo sigo aquí, en mi casa de siempre, pasando el verano en un sitio donde no estoy acostumbrado a hacerlo, desubicado, un poco perdido y sin pretensiones de irme a ningún sitio ni de oler el mar en mucho tiempo. Aunque parezca una tontería, esto es nuevo para mí. ¡Un verano entero en Madrid! Ni en mis peores pesadillas me lo podría haber imaginado hasta hace unos meses y no digamos cuando me iba a Torrevieja con mi abuela, que siempre me compadecía del calor que se quedaban los demás pasando aquí. ¡Con lo que yo he presumido de apartamento en la playa! Ahora soy yo el que vive los veranos en Madrid y el que se jode y aguanta porque las cosas tienen que ser así y de poco vale rebelarse contra ellas o enfadarse y no respirar. Y mis vecinos están todos. Los veo por mi ventana abierta de par en par. No se ha ido ni uno. Será la crisis, será que quieren ahorrar, será que están jodidos como yo, será que se van pocos días y no da tiempo a darse cuenta de que no están.

Pero, ya digo, es verano y parece que todo está igual que en invierno.

7 guarrindongos tienen algo que decir:

Preciosos recuerdos.Lamentablemente no siempre se pueden traer al presente, o nosotros viajar al pasado.
Hay que buscar la mejor manera para pasar este tiempo que parece no pintar muy bueno.
Animate, volverán días que aunque no sean lo que fueron, serán bellos igual.
Besitos

7 de julio de 2011, 21:31  

Esos veranos que yo tb vivia igual que tú desde junio hasta septiembre, encima de la playa con mis primos jugando y disfrutando del mar me imagino que eso nos ha quedado grabado en la piel a fuego.
Yo tampoco he comenzado a disfrutar del verano, sólo un día de playa.
Un besito y ánimo con las opos

8 de julio de 2011, 14:37  

Yo no tengo un minuto libre, sino fuera porque 4h al dia trabajo en una piscina tampoco pensaria que es verano.
Muxo animo! el esfuerzo sera recompensado ya lo veras!
Buen finde, un bsito.

8 de julio de 2011, 16:25  

Parece ser que este verano no está siendo del agrado de muchos. Yo tampoco lo estoy disfrutando, tan sólo he ido tres o cuatro veces a la playa y eso por aquí que la tenemos en la puerta de casa es como no haber ido. Tampoco es que tenga muchas ganas, más bien algo desanimada, pero bueno hay que pensar que vendrán tiempos mejores.
Esos recuerdos que puñeteros son hijo!!! Cuando menos te lo esperas aparecen sin avisar y, como has dicho, te joden el día...
Nada hombre habrá que inventar algo para entretenernos este verano, por ejemplo....haz algún concursillo de esos que te gusta, pero es que estás muy ocupadillo, verdad?.
Bueno Jota, que lo lleves lo mejor que puedas...ánimo con las oposiciones

Un beso tejido de esperanza

8 de julio de 2011, 18:57  

Los recuerdo no nos abandonan tan fácilmente. Pasé un verano en Madrid y me juré que ni loca volvería, recuerdo que se me pegaban los zapatos en el asfalto cruzando la Gran Vía, fue horroroso, más para un isleño acostumbrado a tener el mar cerca. De todas formas, verás como pasarás muchos veranos disfrutando del mar, yo a ti no te imagino sin tenerlo aunque sea un mes al año. Un besote y mis deseos de que me digas pronto que ya estás bien.

9 de julio de 2011, 1:36  

No me extraña que eches de menos la playa. Es lo normal.
Pasar un verano en Madrid, es terrible. No sólo por el calor, si no porque eso quiere decir que tendrás que esperar otro año entero para ver si hay más suerte. Y eso es un horror.
Yo ahora, que puedo repartir las vacaciones, empiezo en febrero. Cojo pocos días cada vez, pero las alargo todo lo que puedo hasta octubre. Es la única forma de sobrellevar este sitio. Cerrando por vacaciones de cuando en cuando.
Y mientras, queda la ducha y el abanico.

Venga ánimo, no desesperes, que la playa sigue en el mismo sitio y te espera.

Un abrazo

10 de julio de 2011, 16:15  

Qué veraneos esos se antaño¡ yo hace mucho tiempo que no se lo que es estar de veraneo,con su viaje y su relax incluido,pero todo se andará con el tiempo.
Mientras tanto aprovecha para disfrutar de ese fresquito que te entra por la ventana y yo de mi balconcito y mi capuchino.Besitos.

12 de julio de 2011, 18:53  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal