Blogger Template by Blogcrowds.

A una amiga.

Si supieras que lo que dices o escribes no es tan cierto como parece... Que aunque haya gente que muchas veces te haya hecho cosas muy feas y aunque haya otros que no se acuerdan de ti porque nunca te reclaman para nada, bien sabes que hay otros que, con nuestras limitaciones (trabajo, oposiciones, academias, etc.), hacemos todo lo posible por verte y por compartir algo de nuestro apretado tiempo contigo. Te juro que yo así lo hago aunque luego, a la hora de la verdad, haya semanas que sea muy difícil o imposible quedar porque los horarios se nos cambian, porque ocurren cosas imprevistas, porque surgen agobios repentinos, cosas que presentar a la semana siguiente y que nos obligan a encerrarnos en casa a cal y canto. No sé. Circunstancias.

Tú eres bella por fuera, desde luego, pero mucho más por dentro. Escuchas, aconsejas, me haces caer en la cuenta de otras formas de pensar o de ver tal o cual cosa. Hasta un currículum vitae parece diferente si tú tienes algo que decir. En fin, muchas cosas. Yo no soy de hacer muchos amigos. De hecho, tengo los mismos que tenía en el colegio, ninguno nuevo. Y no son todos los que parecen, ya lo sabes. El resto, colegas, conocidos... Soy muy tímido, desconfiado, distante. Todo lo que me quieran decir. De hecho, los amigos los cuento con una mano y me sobran dedos, no tengo más de cuatro. Y, aun así, a veces surgen problemas, malos entendidos, discusiones, etc., con ellos. O sea, no son perfectos. Ni yo tampoco seré el amigo perfecto. Pero son los que me mantienen aquí, los que me atan a la vida, los que me alegran los días y alguna que otra noche. Te sugiero que olvides a todos aquellos que no se acuerdan de ti, pues no se merecen otra cosa, y que selecciones a tus tres o cuatro amigos, para qué más, y con ellos trabes (trabemos) una buena amistad, profunda, comprometida, confiada. Eso no quitará de que a veces surjan problemas, descontentos, decepciones. Pero somos humanos, todo ello viene con nosotros de la mano y, es verdad, mucha veces surge sin querer o sin querer queriendo como decía el chavo del 8.

No te quiero molestar, ni que mis llamadas provoquen que tu cabeza vuelva a estallar en un mar de circunstancias horribles y que tus ojos se llenen de lágrimas y tu voz se entrecorte.

No te quiero molestar, ni presionar, ni pedir nada que no quieras hacer. Sé que estas cosas llevan su ritmo, que tienes mucho encima, que todo parece negro, que nadie se acuerda de ti y que no hay por qués para seguir en la brecha.

Me gustaría hacerte ver que sí los hay. Que si ponemos de nuestra parte, si nos serenamos y hacemos limpieza interior, podemos llegar a verlos y, después, luchar por ellos. No te encierres, suelta todo lo tienes dentro, lo que te atormenta, lo que no te deja tranquila. Si crees que necesitas de un especialista, adelante. Para eso está. Lo importante eres tú. Para recuperar la belleza que encierras, para hacer limpieza y borrón y cuenta nueva, en un folio en blanco, limpio y reluciente donde retomar el relato en el preciso punto en que se quedó.

Tienes amigos. Si dices que no los tienes, no estás siendo justa. Aquí tienes uno. Y sé de otra. Los amigos, los buenos amigos, se van haciendo poco a poco, a los muchos años, y este amigo te puede llevar a otro y éste otro a otro y así sucesivamente. De todos modos, conocer a mucha gente -de poca calidad- no sirve de nada, más que para desengaños varios. Haz limpieza, sé radical, despréndete de lo que te hace daño, no tengas compasión, piensa solo en ti, hazte exigente con quien se acerque a ti, hasta que el folio vuelva a ser blanco. Completamente blanco. Sin borrones. Y, entonces, volverás a escribir sobre él la historia, tu historia, desprendiendo tu belleza a borbotones, como tú quieras, como a ti te guste y con quien a ti te guste.

7 guarrindongos tienen algo que decir:

Me has emocionado Jota, pues has hablado con total coherencia y bien clarito.
Entiendo a esa pobre chica, pues a veces se juntan un montón de cosas y la vida parece que se paraliza a tus pies y hagas lo que hagas no parece tener solución nada.
Pero los amigos "de verdad" son muy importantes, son ellos los que nos animan a seguir, los que nos eschchan, los que lloran con nosotros o en cualquier caso te hacen reír. Tengo la gran suerte, porque así lo considero, de tener varios amigos así, de esos que yo llamo incondicionales porque siempre están. Para mí es muy importante. Amigos "conocidos" muchos, pero amigos "de verdad" son pocos pero eso es lo de menos, con tener uno de esa calidad ya es suficiente.
Por supuesto que dices bien cuando aconsejas que tire, se desprenda de todo aquello que le pueda estar haciendo daño y que se centre en sí misma, pero si es una chica sensible y tierna, seguro que eso le cuesta porque nunca podrá entender el por qué hay gente mala y siempre tendré la esperanza de que esas personas cambien, pero lo cierto es que no es así.
Me encantó la entrada Jota, porque me identifiqué.

Un beso enorme

25 de julio de 2011, 17:07  

Amigos como TU son los que se necesitan.Los que siempre están y estarán sin pedir nada a cambio.
Los que comprenden a pesar de que existan situaciones que no compartan.
Los que hacen sentir que están presentes tanto en las risas como en el llanto.
Preciosa dedicatoria para quien debe valer tanto como tu.
Saludos para ambos :)

25 de julio de 2011, 19:17  

A mí no me pareces distante aunque si se que eres tímido y eso seguro
que te impide hacer muchas cosas que quisieras.Animo para tu amiga¡¡

PD; ¿De quien se trata?

27 de julio de 2011, 9:25  

Me has emocionado con éste post Jota, amigos así son los que se necesitan.
Un besazo

27 de julio de 2011, 10:53  

x un amigo asi estoy luxando yo... xq no nos jodan y nos dejen star bien, xq amigos d verdad ai mu pokiitos!
preciosa la entrada!! congratulations!
un bsoote

28 de julio de 2011, 0:36  

Prefiero amigos, pocos y buenos, que muchos y malos. No creas que eres el único que los cuenta con una mano, yo tengo muchos amigos-conocidos, pero amigos de verdad, de esos que les puedes confiar tus penas y siempre te dan ánimos ¿de esos? me quedo en cinco, pero de esos cinco aún rebajo, creo que son tres los que me aguantan las neuras, y por supuesto yo a ellos. Creo que tú siempre serás un amigo ideal, y a tu amiga se lo estás demostrando con creces. Besitos.

28 de julio de 2011, 1:41  

Amigos tengo pocos, muy pocos. Pero también es cierto, que personas que estaban cerca, que para mí eran gente corriente, en momentos especiales, me han sorprendido y se han portado mucho mejor que los que yo creía que eran amigos.
Y estoy de acuerdo contigo. La amistad es algo tan especial que se convierte en una forma de vivida responsable.
Un abrazo Jota.

29 de julio de 2011, 22:52  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal