Blogger Template by Blogcrowds.

Año y medio.

Mañana día 20 de septiembre, hace año y medio que un ser especial se fue de "mi lado" para siempre. Sentí como si todo el mundo se me hubiese venido encima, como si todo ya careciese de sentido y me costaba pensar en el futuro sin ella. Seguir vivo me parecía imposible, en resumidas cuentas.

Poco a poco me fui dando cuenta de que lo que suele decir la gente, eso de que el tiempo cura todo, es una solemne mentira. El tiempo no cura nada y el dolor siempre está ahí. En otras palabras, la úlcera nos sale el día de la partida de algún ser querido y, hasta que no morimos, la herida nos acompaña abriéndose para sangrar copiosamente de vez en cuando. Lo que ocurre es que las ocupaciones, el trabajo, las amistades, la vuelta a la rutina de costumbre, etc., etc., nos va disuadiendo de pensar en el hecho luctuoso y nos parece que hemos superado el trance. Pero el dolor siempre está ahí, con una intensidad dependiente del amor que se tuviera a la persona desaparecida, por muchos meses y años que pasen. Solo con rascar un poco, sale sangre. Yo, por ejemplo, no puedo ver una foto suya, me pongo malo. Y cuando de repente me viene algún recuerdo intento por todos los medios desecharlo, para no entristecerme el día.

Hoy (y mañana) voy a tener la úlcera abierta y sangrando, mientras pienso que este poema de Pepe Viyuela refleja a la perfección lo que siento ahora mismo por quien se me fue casi sin avisar y sin apenas darme tiempo de despedirnos: un amor inmenso. Un bello poema, que dice así:

  • Quizás nunca te haya sentido
  • tan cerca como ahora
  • que dicen que te has ido para siempre.

  • Ahora que tu voz no está,
  • ni ven tus ojos lo que pasa,
  • ni iluminan los días tu sonrisa.

  • Precisamente ahora,
  • que dicen que te has ido,
  • ahora es mi memoria,
  • tu voz, tus ojos, tu palabra.

  • Y ahora hablan estos tus poemas
  • a través de mi pluma y es tu mano
  • la que me guía al escribirlos.

  • Quizás nunca te haya sentido
  • tan próximo, tan dentro, como ahora
  • que parece que te hayas ido.

  • Precisamente ahora
  • que lo que ocurre en realidad
  • es que no es necesaria tu presencia
  • para saber que estás en todas partes.

Pepe Viyuela (2009): La luz en la memoria, Ediciones Amargord, Madrid.

Saludos a todos y un beso para la que está en todas partes.

7 guarrindongos tienen algo que decir:

Un año y medio es poco, pero ya te llegará el tiempo, no en que olvides sino en que se te hará más leve el dolor.Siempre es así Juan, un abrazo de Leo.

PD;BONITO POEMA¡

19 de septiembre de 2009, 19:28  

Uf, bellísimo poema.

El sentimiento de perdida no se supera nunca. Porque las personas son irremplazables.

Y el tiempo, como bien dices, no arregla nada.

Sin embargo, siempre nos queda la (grata) responsabilidad de seguir viviendo por los que se fueron. Dar testimonio, etc.

Te mando un abrazo para taponar, por poco que sea, esa hemorragia intaponable.

19 de septiembre de 2009, 19:33  

Muchas gracias a los dos.
Es cierto. En el fondo, nos queda el seguir viviendo por lo que ellos querían que hiciéramos, luchar por nuestro futuro y labrarnos una vida digna como la suya. También da gusto hablar de vez en cuando con sus amigas y vecinos y comprobar lo mucho que la querían, es lo único que me alivia.
Abrazos y mil gracias.

19 de septiembre de 2009, 21:15  

Tú sabes lo que fuiste para ella y ella seguro sabe lo que fue para ti,eso es lo que ha de importar, habernos quedado " en paz " con lo que sentiamos, lo demostramos y lo sentimos.. todo en orden..
El dolor, llega como dices sin avisar pero no podemos alimentarnos de él ni del recuerdo.
Tenemos que dejar, a las personas que se van, descansar en tranquilidad.. siempre estarán con nosotros, siempre.. pero ha de llegar el momento en el que en vez de un vuelco amargo, nos dibuje una sonrisa al recordarlos, o al ver una foto..sentirnos satisfechos por haber formado parte de sus vidas .
Un abrazo que te llene especialmente estos dos dias.

19 de septiembre de 2009, 23:48  

Hace dos años mi hermano fallecio, me dijo unas palabras que no comprendi entonces, ahora puedo extraer algun significado .. sigo pensando en ellas:
_Necesito morirme para que vosotros volvais a renacer y morir junto a mi ... porque vais a morir conmigo, despues resucitareis al dia siguiente para vivir de forma diferente en otra vida, otra dimension y decorado, yo no sere visible pero seguire viviendo en vosotros y con vosotros, nunca terminamos de nacer, sin antes haber aprendido a morir, igual que no parendemos a despertar sin haber aprendido a dormir ...
(Desconozco si fue fruto de su medicacion o fruto de sus lecturas, pero sigue dando vueltas en mi aquella conversacion en mi cabeza.)
Animo JotaEfe!!!!

20 de septiembre de 2009, 17:41  

Te acabo de ver por el blog, ya te había visto en el otro lado, no recuerdo si te guardé por aquí, me da que no, aunque llevo un par de días retirada de los spaces o blogs. Aquí también ha llovido y la nariz se me cierra, es una cosa muy rara, me vino sin catarro ni nada,es muy molesto. El poema ya sabes que me gustó mucho, ha pasado mucho tiempo desde que murió mi padre, pero la primera vez que lo leí pensé en él. Te dejo un beso muy fuerte.

20 de septiembre de 2009, 19:23  

Querido Juan, como que ya te he comentado otras veces, al menos la gozaste en esta vida, fuiste feliz con ella y ella contigo, eras su nieto preferido, te lego lo mas grande del mundo, todo su amor, y eso te inundará para siempre, y siempre la llevarás contigo, se que duele, el recuerdo siempre duele cuando se ama, pero el tiempo hara cicatrizar la herida y que no este abierta, besos

22 de septiembre de 2009, 10:55  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal