Blogger Template by Blogcrowds.

Ayer, en Terra, leí una noticia que me dejó pensando largo rato. Y, por eso mismo, paso a comentarla con ustedes, a ver qué les parece.


Resulta que, según las investigaciones de un tal Peter Kelly, un profesor inglés, Facebook y otras redes sociales por el estilo son el principal motivo de que muchos/as ciudadanos/as de localidades inglesas como Sunderland, Durham y Teeside padezcan sífilis. El fulano arriba citado ha concluido que la sífilis está aumentando entre la población británica, especialmente en mujeres, gracias al uso de dichas redes sociales. Como lo leen.


Como usuario que soy de una de tales redes y teniendo en cuenta que ni por esas me como un rosco en Pascua Florida, me picó la curiosidad y quise saber el por qué de tal fenómeno. Y resulta que, claro, hay quienes usan esos soportes para concertar citas y encuentros. Y cuando se encuentran, encienden la mecha de la pasión y lo hacen sin protección alguna; que, aunque parezca increíble, hay imbéciles e imbécilas que aun hacen ese tipo de estupideces -lo de no protegerse, digo- y no se privan de infectar o de dejarse infectar. Pues bueno.



Y entonces me he puesto a revisar la lista de amigos que tengo en mi red social. Quitemos a los de sexo masculino -que no me interesan para tener con ellos encuentros de esta naturaleza-; y hagamos lo mismo con familiares y con personas que me superan en edad notoriamente y que no me atraen para estos menesteres. Resulta que me quedan veinticinco chicas. De esas veinticinco, la mitad pasan olímpicamente, no se conectan nunca, por lo que es imposible que se enteren de que les propongo una cita. Luego están aquellas con las que ni lo intentaría, Cabbage Queen incluida, porque ni me apetece; antes me pondría a hacer bolillo. Me quedan ocho y me hago un bizcocho. Esas serían mis posibilidades, bastante atractivas porque donde pongo el ojo, pongo la flecha y en todo lo que me fijo es de gran calidad, exquisiteces para los sentidos, divinidades caídas del Cielo.

Pero sigo y seguiré opinando que el sexo es como el mus: o tienes una buena pareja o una buena mano, pero de poco sirve intercambiar fluidos por gusto de intercambiarlos; que hay cosas que además no es aconsejable hacerlas con amigos/as, ni mucho menos con sifilíticos furtivos.

Claro que también podemos echar mano de algún calabacín que tengamos en la despensa para satisfacer nuestros instintos primarios o, en su caso, suicidarnos analmente. Eso es lo que hizo un tío de Hong Kong la otra tarde, según la misma fuente. Lo descubrió su hija con un calabacín en el pompi, caído en un charco de sangre provocado por el fuerte desgarro que le produjo. Menudo tenía que ser el calabacín, el Premio al Calabacín del Año de Valdemorillo del Moncayo. Dijo, después de la operación a la que fue sometido, que se trataba de un ritual ancestral para quitarse la vida. Ahora empiezo a entender que el hecho de que algunas personas gusten de dar por culo sin parar se deba a un ritual ancestral, o sea, que de casta le viene al galgo.

En cualquier caso, a las reflexiones de Peter Kelly habría que añadir otro motivo que explicaría los niveles de sífilis entre la población española concretamente, en caso de que se pusiera a investigar el asunto: los acuerdos que Zapatero va firmando por ahí para follar.




Así, con tanto Internet, a cualquiera no se le pega nada. Es que lo ponen a huevo. Maldito progreso.


http://noticias.terra.es/2010/genteycultura/0324/actualidad/facebook-sifilis-encuentros-contactos-enfermedades-venereas-ets-relaciones-sexo.aspx


http://noticias.terra.es/2010/sucesos/0325/actualidad/suicidio-ano-calabacin-rito-hong-kong.aspx

13 guarrindongos tienen algo que decir:

Excelente post. Jajajajaja. Un pepino, mi reino por un hermoso pepino. Jajajajaja.


Un abrazo.

Pd. Si también tiene pinta de intentar suicidarse con un pepino.

25 de marzo de 2010, 21:51  

Yo creo que para el tema ligoteo tiene mas éxito el tuenti.
Y los calabacines para el pure, siempre lo he dicho, cada cosa para lo suyo, jajajajaja.
Besossssss

25 de marzo de 2010, 22:28  

Buenísima y dolorosa tu entrada. Juer qué dolor imaginar el pepino.
Por si acaso yo me quité la cuenta de facebook hace unas semanitas.
Un besico.

25 de marzo de 2010, 23:06  

Por algo no tengo facebook ni tuenti. ya decía yo que no podían traer nada bueno. Y Peter Kelly acaba de darme la razón.

Antisocial? Puede. Sifilítico? Nunca.

Jejejeje


joder con el pepino, eso no tiene nada de muerte dulce.


aunque creo que era una excusa. le pillarían con el pepino incrustado y diría eh eh no es lo que parece, es que me estoy suicidando. Y se haría el muerto antes que reconocer que le gustan los tíos.

qué cosas.


me he descojonado vivo.

gran post, amigo!



este viernes nos comemos una rosa, o dos si son pequeñas. vete haciendo a la idea!

abrazos

25 de marzo de 2010, 23:14  

MONTXU

El caso es que se lo metió por donde amargan los pepinos, el lugar perfecto para albergar algo así, jajaja. En fin, hay gente pa tó hasta en Hong Kong, jaja.
Saludos¡

26 de marzo de 2010, 0:01  

NEFER

Sí, Nefer, ahí tienes razón. Cada cosa sirve para lo que sirve. Y el calabacín se come, no se mete por el culo, jajaja, que luego pasa lo que pasa. Si es que se lo tiene bien merecido, jajaja.
Besos¡

26 de marzo de 2010, 0:02  

EMIBEL

Sí, ya ves, tiene que ser un dolor acojonante, jejjee.
Yo sigo con la cuenta abierta. Y si la tengo no es por mí, sino por los amigos que tengo allí y con los que hablo de esa forma casi todos los días. Solo por ellos. Si no, ya la habría cancelado.
Besos¡

26 de marzo de 2010, 0:03  

R.

Eso nunca, sifilíticos, nunca. Tenemos que andarnos con ojo y preguntar a las chicas que conozcamos si tienen cuenta en Facebook o en Tuenti, jejeje.

Lo del chino ese tuvo que ser una muerta amarga, porque el pepino amargosea y repite. Joder, como le diera por repetir, la verdad es que lo tuvo que pasar horrible el pobre hombre.

Y este viernes me como hasta un gladiolo, si hace falta, jajaja.
Saludos¡¡

26 de marzo de 2010, 0:05  

¿Qué cosas por dios! esto del internet cada dia es mas raro, pero raro raro eh!.
Muy buena entrada.
Besinos.

26 de marzo de 2010, 1:10  

Caray jajajaja Si es que el sexo virtual tiene mucho peligro jajaja

Lo de japonés, mejor no tocarlo; tienen cosas muy raras. Por una extraña asociación de ideas, me viene a la mente el caso de uno que sodomizó a un erizo para curarse la eyaculación precoz.

http://blogs.elpais.com/mundo_insolito/2008/03/un-hombre-tiene.html

El mundo está fatal

Gracias por las risas, JotaEfe, es un post sin desperdicio.

Buen fin de semana

26 de marzo de 2010, 12:56  

Es que estos británicos son la leche.
Eso no nos pasa a los españoles (jejejej) y yo con cuenta en el facebook, por diossssssss.
Por cierto, los pepinos me gustan en ensalada, nada más.
Un abrazo.

26 de marzo de 2010, 16:43  

¿Ves? por eso yo no entro en facebook, que aunque una es madurita, nunca se sabe lo que pueda pasar, me quedo aquí, que estoy muy tranquilita, ni te imaginas la crema de calabacinos tan buena que preparo. Besitos y de paso feliz semana santa.

26 de marzo de 2010, 17:25  

Si ya lo decían que esto de internet no podía traer nada bueno, ahora mismo me borro del Facebook.

27 de marzo de 2010, 9:42  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal