Blogger Template by Blogcrowds.

Tu imagen.

Tu imagen me turba, especialmente en las noches de insomnio. En medio de la oscuridad y casi sin poder contenerlo, mi mente piensa, diseña o imagina las mil travesuras, las más de cien perfidias y los pecados sin cuento que estaría dispuesto a realizar con, sobre y en tu cuerpo y a lo largo de cada centímetro de tu piel.

Te lo haría -el amor- una y mil veces; hasta quedarme sin fuerzas para seguir haciéndotelo. Te lo haría sin darte tregua, incansablemente. Sería, me da igual, en la cama, sobre la mesa del comedor, en el sofá, sobre la arena de la playa en una cala escondida o dentro del agua del mar. El caso es verte, sentirte y oirte gemir, derretida de placer; recorrer las humedades de tu cuerpo y ver cómo te estremeces y cada vez me pides más.

Me imagino esos besos largos e intensos que nos irían encendiendo para no poder apagarnos ya. Poco a poco, sin prisas y como un juego, te desabrocharía la ropa e iría explorando tu cuerpo para acabar quitándotela y admirando lo que escondes debajo de ella. Te acariciaría, perdería mis manos entre tu pelo, te seguiría besando para, a continuación, besar, lamer y saborear otros rincones de tu cuerpo. Esos pechos, con la medida perfecta, serían mi juguete preferido. Mi lengua seguiría bajando hasta llegar a ese lugar que más me enardece y, al mismo tiempo que mis dedos, los entretendría en él y en tus muslos. No hay prisa, parece que el tiempo no corre, que tengo toda la noche para poseerte, para disfrutarte, para ansiarte, para que no se acabe nunca.

Y, solo a partir del momento en que me lo pidieras, pues este juego consiste en ser esclavo tuyo y de tus deseos, nos cabalgaríamos en todas las posturas que fuéramos capaces de imaginar. Sería un deseo irrefrenable. Nos fundiríamos en nuestro sudor, no pararíamos de besarnos y de recorrer nuestros cuerpos con nuestras manos. Nuestro aliento y nuestros suspiros de placer se cruzarían, la respiración se nos haría cada vez más entrecortada y agitada, nos diríamos algo -cualquier cosa- para, sin perder el ritmo, seguir gozando, seguir haciéndonos el amor.

Y, al final, en los últimos bandazos casi descontrolados, nos retorceríamos de placer sin importarme volver a empezar.

Y así una noche, y otra, y otra, y otra. Pero, ¿quién eres?

18 guarrindongos tienen algo que decir:

Bueno, bueno... las intenciones no están nada mal... ;)
Besicos, campeón.

27 de marzo de 2010, 22:03  

Este post da para hacerse una pajilla

28 de marzo de 2010, 0:43  

Buenoooo... y además sin saber quien es ella???
jajajjaj, gran sensualidad y sexualidad en tu texto, para mayores de 18.
Me gustó.
Un abrazo.

28 de marzo de 2010, 10:12  

Jodito! y no sabes quién es? Está claro que es la mujer de tus sueños.

Muy bellos deseos, JotaEfe. Ojalá se te cumplan todos.

Buen domingo :)
Un abrazo

28 de marzo de 2010, 12:48  

SARA

Bueno, la verdad es que no es como para pasarlo mal, jajaja.
Besos¡

28 de marzo de 2010, 13:34  

ANÓNIMO

Pues, si te la haces, háztela a mi salud y a la de todos los seguidores de mi blog, que te estaremos eternamente agradecidos.

28 de marzo de 2010, 13:35  

EMILIO

Ni idea, aun no le he visto la cara. Claro, me centro en otras cosas, jajaja, y aun no sé con quién me estoy liando en sueños, jajaja.
Esto es la monda¡
Saludos¡

28 de marzo de 2010, 13:35  

ARDILLA ROJA

Exactamente, es la mujer de mis sueños, no sé quién es, no se me ha presentado, no sé de dónde ha salido, ni en qué lugar vive, pero madre mía la actividad que tenemos últimamente, jajaja.
Que pases un buen día¡
Besos¡

28 de marzo de 2010, 13:36  

Virgencita, virgencita.....qué les ha pasado a estos hombres!!!!
Una doble de bromuro, por favor!!!
Lo tuyo y lo de Emilio es "de mirarse" ehhh.
Que nooooooooo, que está genial, mi niño.
Besitos amistosos, sin pretender nada más.

28 de marzo de 2010, 17:24  

Tienes sueños húmedos, eso está bien para desahogar la mente de vez en cuando. ahora sólo te queda focalizar la cara de la susodicha no vaya a ser que sea un congrio. aunque vieno lo demás, creo que la cara acompañará.

para el anónimo: apunta bien que luego nos salpica.


un abraz0!

28 de marzo de 2010, 19:34  

Jota como se nota la llegada de la primavera. Madre mía, como están esas hormonas, jajajajajaj
Besosssssssssssssssss

28 de marzo de 2010, 22:39  

Coño, que fogosidad¡¡ Cuídate de lo que dices, que esto también lo pensaba yo y luego a los quince minutos estoy a ronquido puro durmiendo como si me hubieran dado una paliza. Claro que esto no me pasaba cuando tenía veinte años, entonces si que hacía el salto del tigre y todo eso, jejeje

Oye, a ver si te está haciendo reacción el medicamento para las alergias, que ésto no es normal ehh¡¡ jejejeje


Un saludotee

Nota: Un diez para el comentario de Sara Royo, juass

29 de marzo de 2010, 10:54  

EMIBEL

"Sin pretender nada más", dice, jajajaja, qué gracia me ha hecho, jajjaa. No te preocupes que, aunque escriba estas cosas, jajajaj, soy un hombre bueno y respeto a todas las mujeres y más a las felizmente emparejadas¡¡¡¡, jajajjaaa, qué risa, jajaja.
Besos fuertes¡¡¡¡

30 de marzo de 2010, 13:06  

R.

Pues espero que no sea un cayo malayo, jejeje,aunque aun no le he visto el jeto, jajjaa.
Un abrazo.

30 de marzo de 2010, 13:08  

NEFERTITI

No, mujer, no es la primavera, que ya ves que no para de llover y de hacer frío, esto es horrible. Claro que mejor, así no tengo alergia, aunque las hormonas las tengo bien ejercitadas, jajajjaa.
Besos¡

30 de marzo de 2010, 13:09  

SINUHÉ

Claro Sinuhé, conforme pasan los años se pierde fogosidad. También es verdad que el texto tiene algo de idealización, la propia de quienn no lo ha hecho nunca, jajajaja.
Luego, lo haré y no duraré ni tres minutos, jajaja, menuda decepción¡
Abrazos.

30 de marzo de 2010, 13:10  

yo no me preocupara por saber quien es, seguramente es mejor asi. LAS PRUEBAS A LA VISTA

2 de abril de 2010, 14:14  

Pues sí, Cris, seguramente sea mejor así; no vaya a ser que después vengan los sustos, jajajaa.
saludos.

2 de abril de 2010, 16:39  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal