Blogger Template by Blogcrowds.

Me topo con otra de esas noticias que, como la anterior, nos demuestran que el ser humano es sencillamente maravilloso y que todos sus actos son dignos de encomio y admiración.

Ahora resulta, según publica 20 Minutos, que a una señora inglesa le fue encontrado un "enorme frasco de laca" en el pompis, colocado o insertado dentro del mismo se entiende; en el recto, vaya. Según la noticia, llegó al hospital muerta de dolores para que los médicos hicieran el favor de extraerle el objeto que allí llegó no sabían cómo; según ella misma, por accidente. Mira que me joden, con perdón, las personas que nos toman por imbéciles. Se pensará que nos vamos a creer que el bote acabó allí porque se fue a sentar, no se dio cuenta de que estaba y zas, bote en el culo sin darse cuenta. Oh, casualidad. Como no tiene que doler, ni nada... Eso sí, no ha dicho en qué había consistido el accidente -para que los demás habitantes del Planeta lo evitemos- mientras los médicos no salen de su asombro, supongo yo. Que también los médicos parecen tontitos. ¿Por dónde va a llegar un bote de laca al recto? Pues o por arriba -la boca- o por abajo -el culo-, no hay más; que por la nariz y las orejas no cabe. Pero para que nadie dude de la veracidad de la nueva se han llegado a publicar las radiografías que se le practicaron, donde se ve claramente un bote de laca en el interior de su cuerpo. Y, claro, ya se pueden imaginar que las malas lenguas están riéndose de ella porque dicen que se metió el bote por el culo, que es una viciosilla y demás. Ay señor, cómo es la gente de mala...

Esta noticia -les dejo más abajo el enlace por si la quieren leer- tiene, a mi juicio, varias lecturas.

Puede ser que esta señora, víctima de la feroz crisis que padecemos todos y en todas partes, lo esté pasando tan mal que no tenga ni para darse un homenaje en condiciones y, por contra, tenga que recurrir a métodos caseros y, como puede verse, harto peligrosos. Qué le habría costado pedirle a algún chico, con tantos desesperados de meterla en algún sitio como hay por ahí, que le hiciera un favorcillo, que le diera un meneíllo, que el alegrara el cucu. Pero el no tener recursos, agudiza el ingenio. Y eso le pudo pasar. Que pensando y pensando cómo darse placer -las cabezas cuando piensan pueden ser terriblemente peligrosas-, no encontró objeto más apropiado que un bote de laca. Lo que tenía más a mano, seguro.

Quizá, por otro lado, el ser humano haya descubierto las ventajas de un portaproductos anatómicamente incorporado, barato y cómodo. Pues así no habrá que usar bolsas de plástico tan contaminantes como hasta ahora, ni gastarse no sé cuántos céntimos en bolsas reciclables; que estamos en crisis, hay que exprimir hasta la última moneda y dar ejemplo. A lo mejor, esta mujer fue a comprarse laca y no encontró mejor "bolsa" que su propio ano. Lo que no me queda claro es si eso evita los detectores que pitan a la salida de los supermercados. Si pudiera hacerlo, ya veo a todo el mundo metiéndose de todo por el culo. Porque aquí somos así. Con tal de no pagar o de conseguir cosas gratis o por la jeta, hacemos lo que haga falta.

También podría ser que esta mujer, muy presumida ella, quisiera arreglarse o ponerse de punta el vello de sus zonas íntimas para alguna cita amorosa especial que tuviese y, en un descuido inocente, el bote se le fuera para adentro. Y, claro, concienciada como estará con el medioambiente fue rápidamente al hospital a que le quitaran el bote de laca del culo porque, de lo contrario, iba a tirarse ventosidades con demasiado CO2; no fuera a ser que apareciera por su barrio algún Alto Comisionado de la ONU para la protección de la Naturaleza y los Ecosistemas del Planeta y le metiera un paquete -en sentido figurado, en este caso- por emisiones contaminantes descontroladas, que no está la cosa para saltarse los mandatos de las Naciones Unidas, ni para creerse más que Ahmadineyad o que Kim Jong-Il; que con dos en el mundo ya tenemos bastante.

http://www.20minutos.es/noticia/441969/0/accidente/anal/peligros/#comentarios

3 guarrindongos tienen algo que decir:

Pero buenooooooo, estamos locos!!!
La verdad es que no menciona el tamaño del bote de laca, pero ostrassss tuvo que doler. A no ser que lo tuviera, ejem, ejem.
A lo que vamos (que a cada cual le duela como le venga en ganas), pienso que la mejor teoría es la primera...me parece que esta Señora tenía ganas de meneito y por falta de recursos y también por timidez, prefirió hacerse un favorcillo a modo de ale_manito y se le fue de las manos...vamos que se le fue del todo el bote.
Y digo yo...en qué estaría pensando para que tal objeto identificado se le fuera tan adentro?. No quiero ni imaginar.
Venga bloguero, que me has hecho reír y eso no está pagado con nada.

Besos gaditanos.

27 de julio de 2010, 1:36  

El ser humano es tan raro, raro, raro... jajajja. (bueno, algunos) y esta señora no sabra lo que es un sexshop de esos para comprarse otras cositas más blanditas y lubricadas???
En fin, que esto es para menores o tendrás que poner tu blog de esos que te adviertan del contenido.

Un abrazo amigo.

27 de julio de 2010, 10:59  

Yo no he comprobado si la noticia es cierta, pero hijo ¿un bote de laca? yo los suelo comprar pequeños porque uso poca, pero así y todo tienen un buen tamaño. Nada otro día más para repetir. -Que paren el mundo que yo me bajo.
Besitos y buen fin de semana.

30 de julio de 2010, 22:22  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal