Blogger Template by Blogcrowds.

Mi tierra.

Estoy en el ordenador, como casi siempre, atento al correo para ver si llegan novedades y noticias sobre el acto que tendrá lugar el día 31 de octubre en mi tierra.


Miro el calendario, aun quedan dos semanas largas para que me vaya. Me desespero, tengo unas ganas locas por ir y olvidarme de los agobiantes Madriles y de estas últimas aciagas semanas que me estoy gozando. Sé que ese viaje me servirá para descansar, desconectar del trabajo y, sobre todo, ver a mucha gente conocida y muy querida. Me gustaría pasar una semana por lo menos, tengo algunas cosas que hacer. Y que no hacer, pues quiero relajarme, no pensar en nada y, al tiempo, pensar solo en mi, en mi vida y en mi futuro. Reflexionar, que se dice. Eso, con el Mediterráneo delante, llenando mis pulmones de brisa salina, se hace mejor. También quiero ver y compartir algunos ratos con personas que me conocen desde que nací y que, por el cariño brindado a lo largo de estos 25 años, los considero como de la familia. Pero también necesito de algún momento de recogimiento, de reencuentro con los orígenes y de "visitar" a aquellos que han ido quedando bajo una piedra blanca. El cuerpo me lo pide. Tengo que hacerlo.

Será una semana intensa, llena de recuerdos y de emociones. Todo ello se verá coronado con el acto del día 31: la presentación en los salones del mejor hotel de la ciudad del primer y único libro que, por el momento, existe sobre uno de los episodios económicos y sociales más característicos del franquismo. Se trata de un libro sobre la Refinería y el Poblado del Valle de Escombreras, en Cartagena.


Allí vivieron mis abuelos y, de hecho, nació mi madre. Aquello ya no existe, pues REPSOL ha iniciado hace pocos meses una salomónica obra de ampliación que hará de esa factoría la mayor de toda Europa. El complejo se levantó a partir de 1942, en colaboración con la CALTEX estadounidense y, desde el principio, fue capaz de producir millones de toneladas de petróleo refinado y productos derivados. Con su flota propia, exportaba sus productos a todos los rincones del mundo. Fue una industria floreciente. La empresa hizo a sus obreros accionistas de la misma y construyó para ellos barriadas enteras de pisos repartidas por toda la ciudad. Teniendo en cuenta que a su lado fueron emergiendo empresas como BUTANO, Hidroeléctrica Española (HE), Enfersa, etc., es fácil comprender el empuje demográfico que experimentó la ciudad en los años '60 y que aquel corazón energético se haya convertido en el que proporciona el 20% de la energía que consumimos en toda España.

Si no fuera por este libro, nada existiría hoy de un poblado que fue arrasado por las máquinas a finales de los años '90. Con él, los autores que hemos participado en su elaboración, aportando textos y cientos de fotografías y recuerdos de la época, saldamos la deuda que la sociedad cartagenera tenía pendiente con la memoria de tanta gente que allí vivió y que, hasta el día 31 del corriente, parecía hacer desaparecido del Valle sin dejar ni rastro. Llegaron a ser más de 2000 almas, casi 3000, repartidas en casi 500 dúplex y plantas bajas, con economato, peluquería, taberna, talleres, cines, casino y todos los servicios de la época; viviendo a la sombra literalmente de la factoría petrolífera.

Os dejo este vídeo de mi amigo Zacarías, para que veáis lo que fue el Poblado. Es un reportaje de la época sobre el Poblado y la Refinería, la política social, educativa y de vivienda de la empresa, etc., aspectos que nos acercarán, a quien le interese claro está, a cómo vivieron los que tuvieron la suerte de trabajar en algunas de las empresas más boyantes en las décadas centrales del siglo pasado.



Videos tu.tv

Pues bien, el día 31 de octubre tengo -tenemos muchos- una cita con el pasado reciente de Cartagena y, yo personalmente, lo viviré como un encuentro con la historia de mi familia. Me temo que será una semana de muchas emociones.

5 guarrindongos tienen algo que decir:

Un post emocionante y cargado de un gran significado social y cultural amigo JotaeFe.
Es un buen croquis de aquella España no tan lejana, aunque somos un poco seniles con nuestra propia historia mas reciente.

Saludos!!!!

7 de octubre de 2009, 1:35  

Pásatelo muy bien, se ve que estás deseando que llegue el día para partir. Disfruta del viaje, de la familia, de los amigos y sobre todo de los recuerdos que guardes de allí.

7 de octubre de 2009, 18:27  

Guapo, guapisimo, gracias por seguirme y visitarme, vayas donde vayas yo te seguire!!!!

La Beguito!!!!

10 de octubre de 2009, 15:29  

Hola Bego!
Gracias a ti por hacerte primero seguidora de mi blog. Eso me llevó a cotillear a ver quién me había agregado, jajaj, pero la pena es que no vi entrada alguna y no supe dejarte un saludo. Ahora volveré a entrar.
Además, creo que nos conocemos, no? jajaj, lo que pasa es que me bailan los nombres y las caras, jajaja. Un beso fuerte!

10 de octubre de 2009, 15:48  

Hola JotaeFe aqui estoy visitandote y leyendo un poco de ti. Bego y tu sois amigos! Curioso, no sabia que os conociais. ¡Claro, que yo tengo un blog con ella y no la conzoco! Todo hilo conducor fue FETE.
Volviendo al tema de tu articulo es una retrospectiva a nuestro propio pasado sin lugar a dudas, que en algunos nucleos de nuestra geografia tambien existen.

Saludos JotaeFe.

12 de octubre de 2009, 16:56  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal