Blogger Template by Blogcrowds.

Curvas.

-¿Te gusta conducir?, me preguntó mi amiga Inés esta mañana mientras estábamos en plena calle haciendo un descanso en el trabajo y para que ella se fumase su cigarrito. Ya saben, en esos cinco minutos en que puede salir cualquier tema de conversación o, incluso, a veces nos da por arreglar no solo España sino el globo terráqueo entero.

Yo le he contestado que sí pero luego, una vez en mi mesa, de vuelta de la calle, he pensado que no es que me guste. Es que me encanta conducir, pisar el acelerador, transitar por tus curvas sin pisar el freno, no respetar las señales de velocidad mínima recomendada, ser un temerario y coronar tus puertos de montaña.




Y entonces recordé esta canción y su letra ha retumbado, como bien sabes, en mi cabeza toda la mañana y la tarde. Una tarde preciosa, soleada, transitando por El Retiro y al amparo de tus ojos verdes. Te la vuelvo a dedicar porque es todo lo que me haces sentir.

11 guarrindongos tienen algo que decir:

Es como todo, con el tiempo la conducción se hace mas tranquila, respetando todas las señalizaciones.
Besossssssssss

22 de febrero de 2011, 22:49  

Jo qué corte me he llevado.
De verdad que pensé que te referías al coche. Ya sabes, metálico, con ruedas de goma negras, con un volante y varias marchas.

Vale, hablabas de otra cosa. Pero tienes buen gusto, eso desde luego.

Un abrazo.

22 de febrero de 2011, 22:52  

ME ENCANTA tu manera de conducir !!
( gracias por tu acertado p.to de vista! en tu comentario, en mi blog.)
Como ahi lo expreso : continuo siendo vulnerable ante !!!!!!
Cariños Emy.

22 de febrero de 2011, 23:13  

Pues yo también pensaba que hablabas de conducir un coche, jajaaj...me has engañado ehhh pillín!!!
Bueno pues deseo que conduzcas perfectamente, sin respetar señales, vale?

Me ha gustado esta entrada.

Besos

22 de febrero de 2011, 23:13  

Yo también pensé que hablabas de conducir, ya te iba a comentar, que después de llenar todo de rotondas, ya se acabó el conducir para mí, les tengo pánico. Pero no iba de eso, je, je. me gusta tu forma de relatar tus sentimientos y me gustó escuchar a Moncho. Besitos.

23 de febrero de 2011, 0:07  

De acuerdo con Nefer...tenemos más experiencia.
Besos

23 de febrero de 2011, 7:59  

A veces cuando conduzco sin rumbo a ningun lugar sólo sintiendo el aire en mi piel me hace sentirme libre, siempre pienso en si pudiera escapar,,,,besos

23 de febrero de 2011, 14:36  

Muchas gracias a todas por vuestros comentarios, qué inocentes que sois algunas..., jajaja.

Pues me acabo de acordar que mañana mismo hará un año que aprobé el examen teórico de conducir, jajaja, pura casualidad, jaja. Espero, conforme pase el tiempo, ir recordando para qué servían las señales y cumplirlas todoas como dice Nefer..., jeje.

Besos a todas!

23 de febrero de 2011, 14:47  

Que políticamente correcto te has vuelto dando las gracias. ¿Que pasa? ¿Que ya no nos merecemos comentarios individuales?
Besosssss

23 de febrero de 2011, 18:49  

NEFER.

POr supuesto que os merecéis eso y mucho más, no te me pongas así querida faraona.
LO que pasa es que vi que mis respuestas iban a ser muy repetitivas y respondí en una sola vez. Pero no se preocupe que eso no volverá a ocurrir, jajaja, espero seguir contando con la complacencia de mi faraona.
Besos¡

23 de febrero de 2011, 23:30  

Lindas metáforas...
No hay duda de que esas cuervas te aceleran y que solo podrás detenerte cuando llegues a sus lindos ojos ;)
Saludos.
p/D Lindo lugar, lindas palabras.

25 de febrero de 2011, 23:16  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal