Blogger Template by Blogcrowds.

Huellas.

Todos, para qué nos vamos a engañar, somos algo pretenciosos y nos gusta dejar huella, ser recordados, permanecer en el tiempo. Es una forma de no morir, de seguir vivo. Eso le iba a los romanos, lo cual quiere decir que no es nada nuevo y que de casta le viene al galgo.

Para algunos, entre los cuales me incluyo, es un auténtico placer saber que hemos dejado huella, que somos recordados, que alguien en este mundo se acuerda de nosotros. Me da igual que sea para bien o para mal o, mejor dicho, para lo que dicha persona considere que está o estuvo bien, mal o fatal. Me importa un pito que me quiten la razón, que intenten desmontar mis argumentos, que me digan tal o Pascual, que insulten, que me pongan mala fama, que digan por ahí, que comenten o que escriban. Ese no es mi problema, ni el de mi conciencia, que siempre intento no me de la tabarra y hasta el momento lo voy logrando para mi tranquilidad.

El caso es que nos recuerdan, permanecemos en sus cabezas, no pueden vivir sin nosotros, nos dedican espacio en sus vidas, nos dan ese poder. Poder de hacerles sentir bien o mal, de que tuerzan el hocico cuando oyen nuestro nombre, de ser protagonistas en sus vidas o de que se hagan la picha un lío.

Y yo tan contento de que me hagan sentir tan poderoso y de que me den la oportunidad de dejar tanta huella. No sabía que un servidor tenía tanto poder. Es un placer.

18 guarrindongos tienen algo que decir:

Siempre es bueno que se acuerden de uno, aunque yo prefiero que sea para bien, claro, que eso es un trabajo que hay que cuidarlo.
Si no, se acordarán de ti por cosas malas y eso a mí no me va.
De todas maneras, como decía aquel: que hablen de mí aunque sea mal.

Si se siguen acordando de ti, es porque dejaste huella. Haber se vas a ser un faraón??? A éstos se les iba la vida en dejar su nombre escrito por toda piedra que se encontraban.

15 de febrero de 2011, 6:03  

Jota,a todos nos recuerdan o reordarán por algo.Prefiero que sea por haber aportado algo de alegría a alguien y si es para mal,allá ellos y su conciencia.
La mía está muy tranquila.
Mil besos Jota.

15 de febrero de 2011, 7:20  

Jota no te metas en charcos, que tú eres muy guapo y no es bueno que te ensucies, jajajaja.
Besossssss

15 de febrero de 2011, 7:35  

Es muy bueno dejar un buen sabor de boca en alguien con quien hemos compartido algún momento de nuestra vida, pero siempre que sea un recuerdo grato, los otros es mejor olvidarlos e intentar que nuestra mente no malgaste su tiempo en energias negativas. A todos nos gusta saber que aún se acuerdan de nosotros, que hemos dejado huella eso satisface nuestro propio ego.
Un beso,,

15 de febrero de 2011, 9:01  

Me ha costado entrar a poner un comentario, pero por fin estoy por aquí.
A todos nos gusta que nos recuerden, aunque a ser sincera te diré que prefiero que me recuerden por cosas bonitas que no mala, por las huellas que he podido dejar con demostraciones de cariño, afecto.
Aunque dicen que si hablan de ti ya sea bueno o malo es porque estás en las vidas de esas pèrsonas.
Hoy mi comentario cortito, no estoy para más.

Besos de colores

15 de febrero de 2011, 12:35  

Sin duda, tenéis toda la razón del mundo.
Qué bueno es dejar buenas huellas en la gente y sentirse querido cuando compartes rosquillas en el Dunkin Donuts, cuando te hacen regalos de reyes o de cumpleaños, cuando comes con tus amigos y amigas en algún sitio, cuando te llaman, cuando se nota que te necesitan para escucharles y darles consejo, etc.

Pero, a mí, como ya tuve ocasión de señalar en otra entrada, lo que me llama la atención es mucho que le dura a la gente el recuerdo de personas supuestamente indeseables o que no merecen la pena. Si no merece la pena, ¿para qué coño hablar de ellas?

No lo entiendo.

Abrazos a todos¡¡¡

15 de febrero de 2011, 14:00  

Por eso a los indeseables ,los olvido con rapidez.Te aclaro JOTA,ese lobo que ves en mi entrada es un totem animal ,un animal de poder,guías espirituales.Puedes saber cuál es el tuyo de diferentes maneras que ahora te enviaré el manuscrito que he enviado a David.En mi caso ,hace muchos años,siempre me han gustado los lobos,cuando hacía relajación a diario,se apareció a mi lado junto a un roble enorme,otro totem ,situado en una padera enorme cortada en un acantilado.
Siempre noto su presencia y si cierro los ojos y le llamo acude a la llamada.
Dirás que estoy loca pero,hay tanta sabidurñía en ellos,que me aporta mucha confianza.
Te envío e dosier.
Besos.
Para averiguar tu totem ha de ser algo natural sin forzarlo.
Besos.

15 de febrero de 2011, 15:40  

¿Qué es un Animal de Poder?


Todas las cosas del Universo tienen espíritu y vida. Las rocas, la tierra, el cielo, las aguas, las plantas y los animales son diferentes expresiones de consciencia, en reinos y realidades diferentes. Y todas las cosas del Universo saben de su Armonía con todo lo demás, y saben como Darse uno al otro. Excepto el hombre. De todas las criaturas del Universo, sólo nosotros no comenzamos nuestras vidas con el conocimiento de esta gran Armonía. Nuestro espíritu puede llegar a ser completo mediante aprender a buscar y a percibir, aprender sobre nuestra propia Armonía con todos nuestros hermanos del Universo.


Cada uno de nosotros tiene un animal particular como su Medicina personal. Los Tótems o Animales personales de Poder son los espíritus protectores que nos ayudan tanto en nuestra vida cotidiana como en nuestra búsqueda espiritual de Armonía. Estos Animales de Poder son comúnmente un reflejo de tu yo más profundo, y también representan las cualidades que necesitas en este mundo, pero que con frecuencia están ocultas u oscurecidas.



Citando a Jamie Sams y David Carson:

Cuando exhortas el poder de un animal, estás pidiendo ser envuelto en armonía completa con la fortaleza de la esencia de esa criatura. Adquirir comprensión de estos hermanos y hermanas es un proceso de curación, y debe ser abordado con humildad e intuición. Ciertos aspectos de las lecciones dadas por estas criaturas han sido elegidos para reflejar las lecciones que cada espíritu necesita aprender en el Buen Camino Rojo. Estas son las lecciones de ser humano, de ser vulnerable y de buscar la totalidad con todo lo que existe. Son parte del camino hacia el Poder. El Poder yace en la sabiduría y la comprensión del papel de uno en el Gran Misterio, y en honrar el hecho de que cada cosa viviente es un Maestro. (Medicine Cards)



¿Cómo saber cuál es tu Animal de Poder?


Los Animales de Poder no necesariamente son animales exóticos: pueden ser cualquier animal de las familias de los mamíferos, reptiles, insectos o aves. O podría ser un animal mítico, como el Unicornio o el Pegaso. Por otro lado, tu Animal personal de Poder puede cambiar varias veces en tu vida, dependiendo de tus necesidades específicas.


En esta sección están las características de varios Animales de Poder. Si ya conoces el tuyo, busca aquí su descripción. Si no lo conoces, ¡pide conocerlo! Simplemente pídeselo a tus Consejeros, Guías, Yo Superior, a ti mismo. La respuesta podría llegarte de diversas formas:


En sueños
Al soñar con un animal que tenga un significado especial dentro del sueño mismo.
Por mensajes indirectos
Al escuchar o ver el nombre de algún animal varias veces durante tu vida cotidiana, en las noticias, la televisión, en comentarios de amigos, etc.
Por mensajes directos
Al ver físicamente a un animal más de dos veces.
En meditación
Los Animales de Poder se revelan y se identifican a sí mismos como tales.
Por instinto o intuición
Nos sentimos especialmente atraídos a ellos a lo largo de nuestras vidas.
Por medio de un shamán
Al pedirle a alguien especialmente intuitivo que averigüe y nos diga cuál es nuestro Animal de Poder.
Si ya estás consciente de tu Animal de Poder, puedes pedirle poder adicional en cualquier situación. También puedes utilizar esta sección como un oráculo, de nuevo confiando en tu intuición al elegir un Animal para leer sus características. O puedes leerlos todos y aprender algo de cada uno...

15 de febrero de 2011, 15:43  

LOBO: Enseñanza / Guía hacia lo Sagrado
Los Indios Americanos siempre han considerado a los lobos como maestros o señaladores de caminos. Los lobos son ferozmente leales a sus parejas y tienen un fuerte sentido de la familia, a la vez que mantienen su individualidad. En las estrellas, Lobo está representado por el Perro, Sirio, que muchas tribus aborígenes consideran ser el hogar de los Antiguos.
Probablemente los lobos son los animales salvajes más incomprendidos. Abundan los cuentos de su sangre fría, a pesar de tener rasgos amigables, sociables e inteligentes. Verdaderamente son espíritus libres, aunque sus manadas son altamente organizadas. Parecen hacer grandes esfuerzos por evitar los enfrentamientos, que raramente son necesarios cuando con un cambio en la postura, un gruñido o una mirada logra exitosamente hacerse entender.
Tradicionalmente, alguien con medicina de Lobo tiene un fuerte sentido de sí mismo y se comunica muy bien mediante cambios sutiles en la inflexión de la voz y los movimientos corporales. A menudo encuentra nuevas soluciones a los problemas, a la vez que proporciona la estabilidad y el apoyo que uno normalmente asocia con una estructura de familia.
La medicina de Lobo incluye el poder de enfrentarse a su propio ciclo con dignidad y valentía, la muerte y el renacimiento, la enseñanza del Espíritu, la guía en los sueños y las meditaciones, el instinto ligado a la inteligencia, los valores sociales y familiares, la astucia sobre el enemigo, la habilidad de pasar desapercibido, la constancia, la destreza de protegerse a sí mismo y a su familia, la habilidad de aprovechar los cambios.

Este es mi animal de poder,si buscas en google puedes encontrar muchos más.
Besazos.

15 de febrero de 2011, 15:45  

Un amigo de mi hermano, bastante más joven que yo, me dijo una vez que le caía bien porque le hacía reir.
Después de años sin verles, me dijo que siempre me recordaba por lo que le había reir.
Pues eso es lo que me gusta. Que pase el tiempo y la gente me recuerde como me conoció.
Yo intento hacer igual, me guardo a la gente como la conocí. Pero sólo a la que me cayó bien. A los otros no los guardo, no me van a ocupar sitio en el corazón ni en la cabeza, vamos que no ocupan parte de mi disco duro.
Pero sí que somos pretenciosos, por más que queramos decir que no.

Y oye, que leyendo a Morgana, flipo. Creo que lleva mucha razón, y me gustaría saber cual es mi animal, pero nunca me ha dado por ahí. Creo que la voy a visitar, a ver si hay ampliaciones, y si no, se las pediré de primera mano, diciéndole que la ha visto aquí.
Espero que no te importe.

Un besito.

15 de febrero de 2011, 21:59  

Yo quiero que me recuerden por algo bueno, o gracioso, por algo malo te aseguro que no me recordará nadie, ahora por tonta, muchos, je, je, pero bueno prefiero eso a que puedan decir que fui un bicho malo. De lo que estoy segura es que tu dejarás un buen recuerdo. Besitos.

15 de febrero de 2011, 22:26  

MORGANA.

Qué interesante lo de los animales de poder. La verdad es que no estoy atento a esas cosas, ni hago ejercicios de relajación, ni creo que hasta ahora me haya sentido vinculado con algún animal. La verdad es que los animales me gustan poco, los prefiero lejos, en su habitat y yo en el mío, sin molestarnos. Total libertad para ellos.
Y si fuera por los sueños, jajaja, Morgana, no sé cómo decirte, jajaja, mi animal de poder sería animala, jajaja. Esto es broma, jaja.
Estaré atento a partir de ahora a estas señales aunque creo que tiro más por el león. Eso sí, no me preguntes por qué¡¡
Besos.

15 de febrero de 2011, 23:00  

PARKER.

Desde luego, eso es lo mejor. Y que te hagan partícipe de esa sensación, de que has dejado un buen recuerdo, no deja de ser un halago hacia ese gusto innato que tenemos por ser pretenciosos y querer permanecer.

A la otra gente no hay que guardarla pero hay quien sí lo hace y es lo que me intriga. Que den a los demás semejante poder.

Ah, y a mi no me molesta que visites a comentaristas de mi blog, faltaría plus, jaja.
Besos¡¡

15 de febrero de 2011, 23:03  

PEPI.

jajaja, me identifico en cierta medida contigo pues creo que alguien habrá en el mundo que me recuerde por tonto del capirote, jaja. No por malo, por ignorante o por insulso sino por, creo, exceso de buena fe, de sentimientos y todas esas cosas.

Eso es, desde luego, preferible a que te recuerden como un demonio.

Ah, y gracias por el "piropo", espero que sea así. Besos.

15 de febrero de 2011, 23:04  

Ya lo has dicho,busca el león y verás como te sientes identificado.
Ya sé que era una broma,ja,ja,ja.Si tengo un lobo en casa o me han metido en la cárcel,ya que son animales en peligro deextinción o me tira mi marido por la ventana,el lobo y mi hijo.ja,aj,aj,ja
Cuídate.
Besazos.

16 de febrero de 2011, 0:16  

Jota,creo que va a ser eso,habrá dicho no me metas tanta moralla que exploto,ja,ja,ja
Besazos y cuídate.

16 de febrero de 2011, 14:27  

Solo faltaría que el animal de Jota fuera el camello, jajajajaj.

16 de febrero de 2011, 18:47  

pues si, que recuerden que existimos aunq sea para ponernos finos, es todo un halago, como decia un inocente niño que conocí este finde: muchiiiiiiissssiiimmmaaasss gracias!
jajajajaja
1beso de donut

24 de febrero de 2011, 1:05  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal