Blogger Template by Blogcrowds.

Es una fuerza irresistible, como la que desarrolla el poderoso mar azotado por el viento de Levante o de Lebeche. Esos ojos oscuros, esa boca que se me antojaba con sabor a fruta tropical, esos pechos que parecen tener la medida justa y, por supuesto, mi viajera imaginación son la fuerza que azota en los diques de un puerto, el mío, bañado por tu sensual mar.

Y todo ello, de vez en cuando, me hace sentir azorado, ofuscado, turbado y temblando. Pero lo que no quiero es, llegado el caso, verme entre dos mares. El mar de la novedad -de alquien a quien esté por conocer aun- y el océano del recuerdo -el que viví navegando sobre las elevadas olas y la marejada de tu cuerpo hace tiempo ya-. Dice una canción que hay amores, recuerdos, momentos, etc., que nunca pueden olvidarse ni borrarse de la memoria y que, aunque surja un nuevo amor, es mentira que pueda olvidarse aquello que un día nos hizo temblar de alegría y de pasión. Dice que los amores, que los abrazos y que los besos nuevos solo consiguen hacernos recordar aquellos que nos dieron en el pasado otras bocas que, inolvidablemente, viven en nosotros.



Pero yo tan solo quiero olvidarte, desengancharme de tu boca y perder de vista todo lo que huele y me recuerda a tí. Quiero cerrarte mi puerto, izar la bandera roja y hacer fuego contra el recuerdo con toda mi artillería. Y, después, pasado el peligro de recaer, volver a abrir mi puerto para quien quiera atracar en él.

11 guarrindongos tienen algo que decir:

Házlo, hazlo sin dudar.
Un beso enorme.
*Por cierto.. increíbles palabras, me ha encantado esa pasión con la que escribes hoy.

15 de febrero de 2010, 14:29  

Espero que tu corazón no tenga ese dolor, y esta historia no sea real.
Me gustó mucho los últimos párrafos que dices lo del puerto.
Besosssssss

15 de febrero de 2010, 20:55  

Claro q se puede olvidar. Se olvida hasta el mayor amor, hasta el mayor desamor. Todo es cuestión de tiempo, créeme.
Un besico.

15 de febrero de 2010, 21:05  

UNA MÁS

Pues que sepas que me está gustando eso de escribir pasionalmente, jajaja. Te prometo que no lo había hecho nunca pero hasta a mí me gusta¡¡
Muchos besos.

15 de febrero de 2010, 22:30  

NEFERTITI

Pues una parte sí es real o medio real. O, mejor dicho, se me ha pasado alguna vez por la cabeza o lo he sentido alguna vez. Me refiero a lo de olvidar lo que entonces nos parecía inolvidable.
Lo demás, es literatura. La tal mujer, no sé si para bien o para mal, no existe aunque cuandoe scribí esto me estaba acordando de una compañera de instituto de hace años y años que no sé lo que fue de ella pero que nos llegamos a llevar muy bien, sin que llegásemos a tener ninguna relación.
Besos¡

15 de febrero de 2010, 22:33  

SARA

Tienes razón. Todo es cuestión de dejar que pase el tiempo, de poner distancia y de sacar, a pesar de todo, las mejores consecuencias. Lo que pasa es que en estos casos el tiempo parece que pasa más despacio o es que somos nosotros que nos restregamos mucho en el dolor y nos creemos que no somos capaces de salir adelante.
besos¡

15 de febrero de 2010, 22:35  

Uis... que borrasca, ya te digo, nevando y todo por aquí... jajajjaj.
Todo pasa y todo llega.

Un abrazo.

15 de febrero de 2010, 23:51  

Deseo enormente que pronto borres de tu recuerdo esos besos con pasión y con sabor tropica, o sabor a caramelo, y tenlo por seguro y bien cierto que cuando un nuevo amor arrie en tu playa y vuelvas a besar de nuevo, olvidaras esos besos que tan bien te supieron, para luego amargarte las noches y los dias, y te lo aseguro compañero, que cuando beses de nuevo, casi, casi, ni te vas a acordar de su nombre, y mucho menos de sus besos, un saludo juanito y arriba de ello, que nos esperan cien mil aventuras mas y muchos mas besos.

16 de febrero de 2010, 14:37  

Mi adorable Príncipe, La otra doña Silencios, no es la causa de mi baja temporal, a está señorita me la he encontrado después.

Ay!!! Mi niño mis disculpas porque me perdí el duelo de Titanes en la Plaza Mayor, pero estoy segura que ganaste, Tú. ¿si?
Dº Fete está mayor para estás causas ...jajaja.
Te debo un ratito de lectura que pronto retomaré ..

Mil Besos cercanos y agradecidos

16 de febrero de 2010, 20:20  

AMELIA

Seguro que cuando me enamore me olvidaré de tantas tonterías y solo pensaré en los besos de la persona a la que quiera en ese momento.
A ver cuál es la próxima aventura, jejeje.
Besos¡¡

16 de febrero de 2010, 20:23  

SILENCIOS

Por supuesto, gané yo. Fue tal la victoria que Fete se fue de blogger y de Facebook y no se ha vuelto a saber de él, jajajaja. Dice que tiene catarro, así se le llama ahora a perder un duelo, jajaja.
No me debes nada, eso sí, vuelve cuanto antes¡¡
Besos¡

16 de febrero de 2010, 20:25  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal