Blogger Template by Blogcrowds.

Un reportaje

Con los pelos como escarpias me ha dejado un reportaje que he visto esta tarde en el Canal 24 Horas de TVE. Con el título de "Sin marcha atrás", los reporteros nos trasladan a la dolorosa realidad social de Añaza, un barrio de Santa Cruz de Tenerife donde muchas chicas adolescentes se quedan embarazadas y ven su vida trastocada por la presencia de uno o varios bebés.

Espanta ver cómo niñas de trece o quince años se convierten en madres; o aquellas que cuando cuentan con diecinueve primaveras ya les ha dado tiempo para tener tres o cuatro criaturas. Conmueve comprobar que no saben nada de los padres de esas criaturas, que éstos no se preocupan ni por la madre ni por su hijo/a, ni por formarles para que tengan un futuro mejor. Es el drama de personas que son padres y madres a modo de juego, por la fatal casualidad de una noche de juerga sin medida, de descontrol y desenfreno o por las malas pasadas de la testosterona en plena pubertad.



La frivolidad y el conformismo de ellos y de ellas respectivamente roza lo indignante. Como ellas van enseñándolo todo pues, claro, nosotros los machos cabríos no podemos aguantar la presión que sentimos en nuestras púberes gónadas y las dejamos embarazadas. O sea, es culpa de ellas, que nos incitan a la lujuria. Lo mismo de siempre. Pero, por otro lado, el grado de conformidad que muestran estas chicas, a las que parece darles lo mismo tener un hijo que un bolso, incita a levantarse del sillón y liarse a sopapos a través de la pantalla del televisor.

No me meto en lo que la gente haga o deje de hacer, pero sí creo que tenemos que pedir que lo que se haga se haga con conocimiento de causa y sabiendo a lo que nos expone nuestra conducta arriesgada. Ni siquiera se les pasa por la cabeza a estos jóvenes la existencia de métodos anticonceptivos que, al menos, les permiten pasárselo bien sin necesidad de padecer embarazos no deseados. Curioso es que lo de ser madre tan joven se vea como una moda del barrio y que incluso eso parezca una suficiente razón para que las amigas de un mismo grupo compitan entre sí y tengan celos las unas de las otras. Alucinante.



Madres jóvenes que se ven superadas por lo que significa traer al mundo un hijo. Pero, aunque se lo merezcan, no se ven solas porque son los abuelos de las criaturas recién nacidas los que se ven en la obligación real de sacarlos adelante, de cuidarlos, de hacer de madres y de padres por segunda vez y en su vejez. Porque ellos sí tienen recursos. O sea, gente irresponsable a la que, encima, todo se le da hecho y que, por ello mismo, no saca conclusiones de su temeraria experiencia; porque, sin duda, no viven en sus carnes el agobio, el dolor, el sufrimiento, etc., que les supondría sacar adelante a un hijo en sus condiciones. Madres que ni estudian porque no les gusta, ni trabajan, ni hacen nada de provecho; solo salir con los amigos e ir de flor en flor probando suerte, sin renunciar a nada y sin pensar que sus hijos las pueden necesitar más de lo que ellas se imaginan.

En conclusión, personas que no dejarán de ser irresponsables, que se arriesgarán una y otra vez y que, sobre todo, traerán al mundo a personas que no tienen la culpa de nada. ¿Qué futuro les espera con unos padres desaparecidos y unas madres tan inmaduras y que hasta se arrepienten de haberlos tenido?, ¿Qué perspectivas aparecen ante el niño que se ha convertido en la cruz con la que su joven madre tiene que cargar todos los días de ahora en adelante?



Gente que o bien se conforma con dar a luz al bebé que llevan en sus entrañas o que acude a una de las clínicas como la que nos enseña el reportaje. Por un momento, yo, que tengo una gran capacidad de empatía, me imaginé a una de esas muchachas sobre la camilla y al doctor urgando en su útero con esos trastos que nos muestra. Y por poco no me caí redondo al suelo -hay que servir para ser capaz de hacer eso-, aunque casi me eché a llorar cuando la madre que aparece después comenta que arregló el malestar provocado por los dos abortos que le practicaron yéndose de marcha a la semana siguiente.

Una sociedad en la que hay gente que, como dicen los monitores de cursillos de educación sexual, solo parece preocuparse por follar cuanto antes y cuantas más veces a la semana mejor. Una sociedad en la que eso ocurre sin que se tomen precauciones, sin tener conciencia de los riesgos que se corren y para pavonearse entre los colegas. Una sociedad en la que ellos achacan la culpa a ellas, a su forma de vestir y a sus insinuaciones y en la que ellas se conforman con el trato que reciben, el niño que nace nueve meses después y con poner cara de pánfilas. Y una sociedad en la que la píldora del día después o la clínica abortiva de turno se convierten en un método anticonceptivo como cualquier otro son factores que indican que algo no va bien. Y que hay que ponerse manos a la obra.

18 guarrindongos tienen algo que decir:

Que buen reportaje... me lo he tragado todito entero,
Criaturas padres de criaturas, es triste la poca educación sexual que han recibido, pero mucha culpa la tienen los padres también, y la clase social a la que pertenecen. Chocaba el grupito de estudiantes de segundo de bachiller, se notaba en su educación... esos no tienen problemas.
En cuanto la parte de los métodos para interrumpir el embarazo, la píldora del día despues y las clinicas abortistas, eso yo más lo veo en la libertad individual de cada persona, aunque no deje de ser triste...

Un abrazo amigo... muy buen post.

7 de febrero de 2010, 1:41  

No he visto los vídeos por falta de tiempo en este momento pero prometo volver y verlos uno a uno, de momento.. puesto q sí te leí.. lo q se me ocurre decir, lo que siempre pienso cuando veo este tipo de reportajes, es que son así.. son carne de cañon y sus hijos, vendrán a ser lo mismo.. como lo han sido los padres de ellas mismas.. la falta de cultura o vete a saber qué.. la verdad es q es una lástima que no tengan dos dedos de frente.
Lo dicho, volveré a ver los vídeos!
Un besazo Rey!

7 de febrero de 2010, 13:28  

EMILIO

Me encanta el Canal 24 horas porque precisamente suelen echar muy buenos reportajes. Lo veo cuando puedo, o sea, poco, jejeje, pero bueno...

Se me olvidó hacer hincapié en el abismo que se nota entre los que no han estudiado, ni leído, y los que sí lo hacen y, por tanto, disfrutan de su sexualidad controlada y sin hundirle la vida a nadie.

Por supuesto que el recurso a la píldora o a la clínica abortiva va en la conciencia de cada cual. Pero yo prefiero que mi hijo/a -que no tengo- se ponga un preservativo antes que tenga que recurrir a una tétrica sala de limpieza de úteros. Más que nada por ellos, porque eso tiene que doler en el cuerpo y en el alma a menos que no se tengan muchos escrúpulos. Y porque no se puede recurrir a ellos constantemente como métodos anticionceptivos por lo nocivos que son para el cuerpo humano si se usan abusivamente.

La verdad es que falta educación sexual a espuertas en todas partes.

Un abrazo¡

7 de febrero de 2010, 14:07  

UNA MÁS

Pues si tienes tiempo, échale un vistazo al reportaje, no te va a dejar indeferente, es muy bueno.

La verdad es que estas niñas dan una pena tremenda. Dan ganas de ir allí a explicarles una a una, a contarles, a decirles que piensen y que recapaciten. Es una lástima.

Son víctimas inocentes de muchas cosas: de la desinformación, de la clase social, del barrio deprimido en que viven, del ambiente machista que les rodea, de la pasividad de sus padres, etc., de muchas cosas. Y lo peor es pensar que sus hijos/as lo más probable es que, cuando sean mayores, se limiten a repetir el modelo de sus padres. Y así sucesivamente el problema nunca se arreglará.

Un besazo fuerte¡

7 de febrero de 2010, 14:12  

Buff! menudo reportaje

Yo creo que lo que ocurre es que la sociedad ha perdido los papeles. Del extremo de separar las clases por sexos, decir que la masturbación causa ceguera o echar a los hijas de casa cuando perdían "la honra" se ha pasado al "todo vale".

A los hijos se les dan todos los caprichos porque nuestra generación no los tuvo. No se les dice que NO, a nada.

¿Quieres dejar de estudiar?, pues te quedas en casa con la Play y te quedas chateando hasta que te de la gana. Luego te levantas cuando te salta de los 00.

¿No quieres trabajar? No me gusta el plan, pero no te voy a echar de casa.

¿Dejas embarazada a una chica? ¡Pero si eres un crío! y ya está, pasado el susto todo sigue igual.

¿Te quedas embarazada?, Qué vergüenza, qué desgracia, qué dirán los vecinos. Y ya está, pasado el susto los dos en casa.
Nace el bebé... Las abuelas se ponen tontas con los nietos.

¿Que te quedas otra vez? , pues como el que tiene la varicela vas y abortas o total qué mas da si ya tienes otro.

¿Que tienes quince años y quieres salir de fiesta? , pues como no trabajas y no lo ganas, te lo doy yo.

¿Qué nos pasa? ¿La sociedad esta podrida o qué?

Lo peor de todo esto es que siempre pagan el pato los que menos culpa tienen. Los niños.

Un abrazo y buen domingo.

7 de febrero de 2010, 14:56  

bueno, habrás visto que natalidad en las islas vamos sobrados, yo no opino, fuí madre muy joven, cuando aún no se estilaba y toda mi vida cambio de un renglón, eran otros tiempos, y si, muy duros para una joven madre y separada además, todavia nos seguia el estigma del franquismo, por eso yo, en vez de sermnonear a mi hija ,solo le digo eso, qeu tenga cuidado, que eso cambia toda la vida, tomes la decisión que tomes, y que poniendose un condón, se evita el problemon, no voy yo a tirar piedras sobre mi tejado juanito, ni soy ni mejor ni peor que ellas, por eso punto en boca, al menos de la mia, y dar gracias a dios que mis hijas no se vean por ahi asi, eso es lo que pido, que ellas mismas sean responsables, bueno la mayor como que tiene edad para hacerme abuela, pero la pequeña es otra cosa, y tiene toda la vida por delante, un abrazo,

7 de febrero de 2010, 20:46  

Jota, te agradezco que hayas colgado estos videos. Muy interesantes y que nos demuestran que aun estamos a años luz de tener una educación sexual idónea. Por otro lado, personas que sí tienen esa educación en los colegios ó en casa, hacen oídos sordos de los consejos.
Me llamó la atención el comentario del señor de raza gitana cuando dice que éso con ellos no va, lo del preservativo.
Me encantó la relación de uno de los niños, el que tenía sombreros colgados en su habitación, con sus padres, qué gozada.

He tardado en contestarte porque he querido ver los videos con mi hijo. Tengo un hijo de 16 años y quería que se diera cuenta de muchos aspectos tocados en los videos.
Jota, me encantó tu entrada, de verdad, muy buena.
Un besote,amigo

8 de febrero de 2010, 0:12  

ARDILLA ROJA

Creo que tienes mucha razón en lo que dices. La gente, la sociedad quizá en su conjunto, se rige por movimientos pendulares. Hoy está aquí (rigidez), mañana o dentro de unos años está allá (permisividad). Lo mismo pasa con las modas, la ropa, las costumbres sociales, etc.

O nos pasamos o no llegamos, creo que siempre es así. Pero los padres deberían reflexionar, quizá los que más. Poner un poco de sensatez en sus familias y mostrar a sus hijos los pros y los contras de todo lo que dicen y hacen. Mis padres lo han hecho siempre conmigo y les ha funcionado. Me dieron a elegir estudiar o trabajar. Yo opté por la primera y, hoy en día, yo me pago mis salidas y todo lo que disfruto yo para mí, no les "empringo" como decimos en nuestra tierra con nada que no sea suyo y, mucho menos, con un nieto. En fin, el mundo está al revés, jejeje.
Besos¡

8 de febrero de 2010, 0:23  

AMELIA

Que tú hayas sido madre muy joven y en una época muy complicada, no significa que seas igual que estas muchachas de hoy en día. Seguro que tú, cuando viste a tu hija en brazos, no la lanzaste a los brazos de su abuela, ni pensabas en juerga, ni en aquel o en este otro. Pensabas en tí y en ella y, sobre todo, en luchar la vida y en sacarla adelante. No como ahora. Que no saben lo que hacen y, encima, no asumen las consecuencias. Y, claro, quienes lo pagan son las criaturitas que no tienen culpa de nada.
En fin, la vida es muy injusta. Le da hijos a quien no los quiere y no se los da a quien no puede tenerlos pero lo desea con toda su alma. Muchos besos¡¡

8 de febrero de 2010, 0:27  

EMIBEL

El vídeo está lleno de curiosidades, de cosas chocantes, de expresiones feísimas, de desprecio a la mujer, de mentalidades que sí que parecen de otro planeta o no del siglo XXI, etc., etc. Me dejó los pelos como escarpias, me puse malo de escuchar tanto horror.

Haz hecho muy bien, creo yo, en que tu hijo vea los vídeos. Seguro que le harán pensar y actuar en consecuencia. Y, por otro lado, creo que a falta de buena formación sexual fuera de casa, es de los padres de quien depende que sus hijos no sean como la gran mayoría de los que aparecen en este reportaje.
Me alegro de que esta entrada haya gustado y de que los vídeos hayan tenido utilidad práctica para tu hijo.

Un beso fuerte¡

8 de febrero de 2010, 0:32  

Interesante post Jota, los videos tienen algunas partes muy duras, sobre todo en el siglo que estamos, son un reflejo de lo mal que se están haciendo las cosas con nuestros jovenes. Cuando falla la educación falla todo, algo que todos nos deberiamos replantear.
Besinos.

8 de febrero de 2010, 1:40  

FABIA

Sí, tienes razón. Estos vídeos plantean muchos temas sobre los que podríamos reflexionar. Espero que pronto por parte de la autoridad competente se tomen las medidas oportunas para evitar estos desastres personales.
Besos¡

8 de febrero de 2010, 16:29  

Parece mentira con toda la información de la que disponemos y que todavía pasen estas cosas, no he visto el reportaje pero imagino que será gente sin recursos, casi analfabetos y es que siempre pasa lo mismo cuanta más ignorancia.... más hijos.

De todas maneras de tal palo tal astilla.

8 de febrero de 2010, 18:27  

Penoso, me ha parecido penoso, chicas tan jóvenes destrozándose su vida, ya lo dice una, que su balance es mas negativo que positivo.
Besosssssssssss

8 de febrero de 2010, 20:12  

DAVID

Pues si tienes oportunidad, no dudes en ver el reportaje. Es muy bueno, te hará reflexionar; especialmente a los que ya sois padres o a los que lo seremos quizá en un futuro.

Abrazos¡

8 de febrero de 2010, 21:18  

NEFERTITI

Sí, es muy triste que una chica que es madre diga eso o se arrepienta de haber tenido un hijo/a. Muy triste.
Besos¡

8 de febrero de 2010, 21:19  

La solución, cualquier solución, pasa por educar. Educar en todo tipo de situaciones (cívica, sexual, laboral, emocional) No se arregla el tema con la pildorita del día después ni con el aborto, porq a la semana q viene van a estar en la misma situación. Sólo educando a los chicos en la responsabilidad sobre sus actos la situación cambiará.
A estas alturas, y en este país... y q sigamos tan tercermundistas.
Besicos.

8 de febrero de 2010, 21:28  

SARA

Sí, la educación, ese campo de la realidad española que más maltrato y descuido recibe por parte de nuestros gobernantes.
La verdad es que nos quejamos por quejarnos porque, parándonos a pensar, con este sistema educativo y sus continuos cambios no sé yo muy bien lo que podemos pedirle al sistema. Desde luego, peras al olmo no se le pueden pedir, jejeje. Y así nos va.
Besos¡

9 de febrero de 2010, 0:17  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal