Blogger Template by Blogcrowds.

El tonto.

Yo antes era tonto. Me explico. Cuando tenía la oportunidad no ya de conocer gente nueva sino de hacer amigos -o sea, de conocerlos más profundamente- no sé cómo me las ingeniaba para que aquello no llegase a ninguna parte. Es decir, por circunstancias de trabajo, de estudio, porque las pencas del repollo me extorsionaban o vaya usted a saber qué razón, me topaba con personas interesantes, salía un par de veces con ellos y, después, me distanciaba de ellos. Siempre igual.

Y ahora me arrepiento tanto que me dan ganas de fostiarme a mí mismo por haber sido idiota durante tantos años. Porque me doy cuenta de que eché por la borda muchísimas oportunidades de conocer y de darme a conocer y, sobre todo, desperdicié todo lo tenía que aportarme gente buena de verdad. Hoy, por ejemplo, estuve tomándome un refresco con una chica, muy guapa y alegre por cierto. La conocí en una excavación hace cinco, seis o siete veranos, no me acuerdo bien. Nos caímos muy bien, nos reíamos mucho -incluso de nuestras meteduras de pata en el yacimiento o de lo que se nos pusiera por delante-, me animaba a salir los fines de semana por Madrid pero, una vez empezado el curso, me daba por no salir con nadie; con nadie nuevo, se entiende. Y, claro, la gente se cansa de estar invitándote, de llamarte, de decirte, de implorarte y de rogarte y de que la respuesta sea siempre un no o un ya veremos. Conclusión: debían pensar que yo era autista.

De todo esto no he hablado con ella, solo lo pensaba para mis adentros. ¡Cuántas ocasiones desperdiciadas, quizá ahora podríamos ser muy buenos amigos de no haber obstaculizado yo las intentonas! Además, si la vierais me corregiríais y me diríais que no soy tonto, sino un gilipollas de manual. Es que además de ser alegre, sana, divertida y risueña, es guapa a rabiar. Tiene un gusto al vestir exquisito y es una de esas morenas exhuberantes que imponen nada más verlas. Todo en ella está proporcionado y da pudor incluso mirarla a los ojos. Su presencia altera el ritmo cardíaco, provoca temblores en las piernas, me hace tartamudear o mirar para todas partes tratando de evitar que se de cuenta de que lo que quiero mirar es a ella. Facciones y rasgos delicados y perfectos que me hacían y me han vuelto a hacer pensar si verdaderamente Dios existe, pues es una mujer caprichosamente divina.

Pero, ¡ah, qué estupidez! Seguramente ella tendrá su vida, sus amigos y ese que le ha saludado tan cariñosamente sea su novio.

Se me pasó el tiempo, es duro reconocerlo. Como también lo es esta sensación no de tener que volver a empezar, sino de empezar de una vez por todas y de no dejar escapar más trenes. Reengancharse a un tren que ya salió de la estación es prácticamente imposible y quizá ya pasaron los que yo tenía que haber cogido. El tiempo lo dirá.



Esta es mi verdad amarga. Con dedicatoria especial para Fete, para que vea que sigo siendo el mismo, que me sigue gustando la misma música y que no todo van a ser repollos y guerras químicas. Que la esencia del blog permanece.

11 guarrindongos tienen algo que decir:

Dicen por ahí que "nunca es tarde si la dicha es buena".
Bueno, los trenes que dejaste pasar eran Talgos, ahora tienes la oportunidad de engancharte a AVES, sales ganando ;)

¡Un besito!

4 de diciembre de 2009, 19:21  

Pues no desesperes, que mientras hay vida hay esperanza. Oye ¿tu crees que a Fete le gusta Pablo Milanes?, no pega nada, pero bueno.
Besinos pa los dos.

5 de diciembre de 2009, 1:58  

La esencia del blog eres tú, pongas boleros o hables de repollos...
con respecto a los trenes, pasan más a menudo de lo que creemos, simplemente se trata de estar como dices.
Y bueno, querer es poder no? pues eso J. tú mismo sabes los pasos a seguir.
Besitos grandes, disfruta del fin de semana!
( Excavación? nunca te hubiera imaginado en una.. )

5 de diciembre de 2009, 9:34  

Hola EME.

Muchas gracias por los ánimos. Yo también tengo que poner de mi parte, estar en Chamartín a la hora oportuna y no dejar escapar ningún AVE para llegar a mi destino a la hora convenida, jeje.
Un beso fuerte¡

5 de diciembre de 2009, 12:22  

FABIA

No sé si le gustará a Fete Pablo Milanés, a mí sí. Lo que sí sé es que a Fete le gustan los boleros y siempre me pide que ponga alguno. Y esta canción es un bolero que se lo he dedicado a él, que el otro día se fue al psiquiatra para ver si podía superar mi deriva repollesca, jajaja.
Besos¡¡

5 de diciembre de 2009, 12:23  

UNA MÁS

Pues eso creo, que es cuestión de estar en el momento oportuno en el andén. Pero ahora pienso en la cantidad de trenes que perdí y en las cosas que por ello mismo dejé de vivir o experimentar.
Que tú también disfrutes de este acueducto, jeje, y sí, ya ves, he participado en alguna que otra excavación.
Un beso fuerte¡

5 de diciembre de 2009, 12:25  

Jota estoy con eme. Puede que hayas perdido algún que otro talgo, pero ahora viajas en ave. Sin duda llegarás a tu destino, el que sea, mejor, más cómodo y más rápido.

un abrazo crack!

la que liaste con los hombrecitos...jajaja

6 de diciembre de 2009, 0:06  

JotaeFe no confundamos la buenagente con "El Tonto" y yo siempre me he carecterizado por tener a mi alrededor buenas personas y tu estas entre ellas... ellas, ellas ni me las nombres...

Ese bolero, que tio me ha emocionado ... joder, joder, que grande eras macho !!!
Desde ahora escuchare mas a este Pablo Milanes que lo conozco poco!! Gracias por existir y dejarme aprender tanto de ti.
Saludos

6 de diciembre de 2009, 2:15  

R.

Muchas gracias por tus ánimos, espero que sea asín y que, a partir de ahora, llegue a la estación a tiempo para coger todos los trenes que me correspondan.

Es que me temo que a Ivonne le voy a tener que explicar muy claramente quién soy yo, jajaja, no sé lo que se habrá pensado que soy, jajaja.

Un abrazo fuerte¡

6 de diciembre de 2009, 11:03  

FETE

Hola. Yo creo que sí que soy un poco tonto. Quizá no de solemnidad, pero sí un poquito, jeje. Veo que de ellas no guardas un gran recuerdo, jaja.

Me alegro de que te haya gustado la canción, pero como sigas así me vas a poner colorado, jaja.
Un abrazo fuerte y me alegro de que tú también existas¡

6 de diciembre de 2009, 11:05  

juanito, no digas bobadas qeu no has perdido nada, y no eres ni tonto ni idiota, simplemente optacte por una occión que en ese momento fue quedarte con una gente y dejar otra, pero todavia estas a tiempo, siempre estas a tiempo de seguir para alante, de coger muchos trenes, y de vivir mil y una aventuras, eres joven, guapo y nada te retiene, puedes salir todas las noches y todos los dias, y si es verdad que dejaste pasar esa oportunidad, nunca se sabe lo que el destino tiene guardado para ti, te lo dice una que se ha dado cuenta que la vida te da mil vueltas y siempre cuando menos te lo esperas, asi que animo y a salir, y eres una persona muy inteligente para llamarte tonto, tu amiga amelia que te quiere,

8 de diciembre de 2009, 15:06  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal