Blogger Template by Blogcrowds.

El año.

Apenas quedan doce días para que comience oficialmente la Navidad aunque, entre tanto, decoramos casas, terrazas y puertas con nacimientos, belenes, guirnaldas y luces de colores algunos con más acierto o sentido de lo hortera que otros.

El caso es que inevitablemente surgen los balances, las reflexiones sobre lo que fue el año que está a punto de irse y lo que dio de sí.

El día de ayer, sin ir más lejos, fue una pequeña metáfora de lo que ha sido para mi este 2010. Un año que podría calificar de estupendo, magnífico. Con todas sus letras. Ayer pasé el día fuera de casa, con una amiga deliciosa con la que di buena cuenta de algunas rosquillas muy ricas -pero inevitablemente menos deliciosas que mi acompañante- que comimos por ahí. Y, para terminarlo de rematar, al terminar la noche me sentí como en una nube. No metafóricamente sino literalmente porque una niebla más o menos espesa nos fue engullendo poco a poco, nos fue haciendo invisibles en la inmensidad de una ciudad que apenas dejaba entrever sus perfiles, sus edificios, sus luces, sus coches y sus calles por efecto de dicho fenómeno atmosférico.

Un año inmejorable. Y unos días estos en los que, como síntoma de que ha sido un año de soltar lastres, deshacer amarras y surcar personas y experiencias verdaderas, solo me viene a la cabeza la letra de una canción -un himno, podríamos decir- de Elton John. Solo, como digo, me entran ganas de gritar sus estrofas a toda la gente buena, auténtica y deliciosa, que me ha acompañado o que he descubierto personalmente a lo largo de este año, que me ha escuchado y que, en algún momento de estos 365 días, lo ha dado todo por mí.

Yo, que no me considero nada del otro mundo pero que tampoco dejo de valorarme -hay que empezar por uno mismo para seguir con los demás-, me he sentido honrado y desde luego mejorado con tantas tardes, mañanas y noches que pasé en 2010 como la de ayer. Para no tener dinero con el que comprar voluntades, ni riquezas, ni personas; para no ser mago ni poder fabricar pociones secretas con las que encandilar a la gente con mi presencia; para no ser tampoco constructor o arquitecto para levantar una enorme casa en la que poder meter a todos mis amigos y agasajarles con lo mejor de mí; para no tener armas con las que doblegar a la gente a mi voluntad; para ser, pues, un simple hombre que solo puede hacer pequeños servicios para grandes amig@s agradecido a ellos porque son quienes mantienen encendido el sol para mí todos los días y quienes me hacen ver el mar reflejado en el fondo de sus ojos, me ha ido estupendamente en este año.

Esta es, pues, mi canción del 2010. Dedicada al 2010 y a las deliciosas compañías, a la gente dulce, a los oídos que me escucharon, a las bocas que me aconsejaron, a los pasos que me guiaron y a las manos que se me ofrecieron para no hacer solo este camino ¡tan largo! de 365 días. Aquell@s cuyo corazón latió acompasado con el mío en tanto momentos y cuyas melodías, tan diferentes a la mía, sonaban en perfecta armonía cuando las reproducíamos al mismo tiempo cuando estábamos juntos. Yo hice lo que pude. Escucharles, aconsejarles, acompañarles y guiarles pero, bien es verdad, lo que yo he obtenido este 2010 es impagable.

A todas ellas solo les puedo decir, si Sir Elton John me lo permite y dado que yo me expreso mejor con canciones simples pero llenas de letra y significado, que "espero que no te [os] moleste que ponga en palabras, qué maravillosa es la vida mientras estás [estáis] en el mundo".



Gracias por este delicioso y sabroso 2010.

17 guarrindongos tienen algo que decir:

Ole, ole y ole, muy bonito, porque todo sale del corazón y eso me gusta. Creo que es tu mejor post.
Una cosa más, ¿que es eso que lleva entre las manos?
Un micrófono,
¿tu crees?
Mira otra vez, aaaannndaaaa.

PD: ahora puedes decirles a todos que soy tu amiga.
Besossssss

12 de diciembre de 2010, 19:14  

Qué bonito te ha salido esta entrada Jota!!!. Me has emocionado, bueno yo me emociono con cualquier cosa, la verdad.
Ayyy, espera que me seque la lagrimilla, jajaj. Oyeee que no es broma.
Me alegra de que te haya ido bien este año de 2010.
Me alegra también que hayas podido tener momentos felices con esos amigos de los que hablas, que hayas podido dar consejos, recibirlos y todas esas cosas.
Los amigos son tesoros y hay que cuidarlos como se merecen.
Para mí este año lo borraría del calendario, me han pasado cosas muy desagradables, pero sólo espero que 2011 me regale algo de paz, fíjate pido poco, pero es lo que más necesito.
Me conoces poco, pero creo que algo sabes de mi y seguramente me estarás dando la razón.
Si bien es cierto que este año he podido comprobar que los amigos han estado a mi lado, que ellos han sido la base de mi día a día, me han escuchado y han llorado conmigo...eso no lo puedo negar.
Ahhh y también te he conocido a ti que eres un sol de primavera.

Te mando mil besos y un carro llenos de sonrisas para que las acumules.

12 de diciembre de 2010, 23:18  

NEFERTITI.

Me alegro de que te haya gustado, muchas gracias por tus palabras.

Me fijo una y otra vez y lo que me parece un micrófono no sé lo que es. ¿Una afeitadora, tal vez?, ¿un bote de colonia de la época?, ¿un consolador vetusto? jajaja, ni idea, dímelo tú lo que es. Lo cierto es que me llamó la atención cuando vi el vídeo lo lejos que se ponía el micrófono. Si lo hace la Caballé no me sorprendo pero si lo hace otro cantante sí. Que el chorro de vez me temo que no es el mismo y hay que andar pegándose el micrófono.

OK, por fin puedo decirle a todo el mundo que somos amigos!! Con lo que yo lo estaba deseando! Pero, oye, es que antes no lo éramos???

Besos!

12 de diciembre de 2010, 23:19  

PRINCESA.

Muchas gracias por tus felicitaciones y piropos, jejeje, la verdad es que no me puedo quejar de 2010. Todo bueno y positivo. Gracias a Dios, tampoco me puedo quejar de amigos.

Pues sí. No sé lo que te ha ocurrido en 2010 pero intuyo lo que dices y solo deseo que 2011 sea mucho mejor.

Me vais a poner colorado, así que lo dejo ya. Date por aludida en esta entrada, como Nefertiti, de acuerdo?
Besos nublados, que ya tenemos otra vez la niebla encima!!!

12 de diciembre de 2010, 23:24  

¿Exámen de conciencia, Jota?
Pues te ha quedado muy requetebién.
De verdad que me gusta muchísimo como escribes. Eres directo, se entiende claramente y al mismo tiempo eres tierno. Sacas una sensibilidad especial.
Creo que no te había dicho antes que me caes bien, amigo.
Si el 2010 ha sido un buen año, convéncete, los habrá mejores. Todo, siempre es mejorable, y es lo que deseo para tí.
De mí diré que hace años que los años no se cuentan del uno de enero al 31 de diciembre.
Un día sigue a otro, y no hay principio ni final. Unos días son estupendos y otros menos, pero el poder vivir cada uno de ellos los hace mágicos, sorprendentes.
Y una maldad, cuando se acaba el año, empieza otro, y ese día... comemos pan del día anterior. Que no se nos olvide eso.
Contando, según el calendario, para mí tampoco ha sido malo. Los demás serán como sean. Yo intentaré sacarles partido, y como tu, cuidar de mis amigos como ellos cuidan de mí.
Venga, tu a por el 2011. Yo a por el lunes que es mañana, sin ir más lejos.

Y seguro que sonrojarte, te sienta divinamente.
Muak.

12 de diciembre de 2010, 23:42  

PARKER.


Sí, o una reflexión sobre lo que fue el año.

Hay cosas que no hace falta decir, que se notan. Y cuando uno escribe por estos mundos con tanta fruición y gusto como lo hacéis vosotr@s aquí, se nota que es por algo. Me alegro de que así sea y de todos los piropos que me pones. Y si sonrojado no estoy guapo, pues nos haremos a la idea y pensaremos que lo somos, jeje.

En cierto sentido es absurdo esto de contar años y de pensar que un año se cierra tras del otro. Porque hay cosas, la gran mayoría, que colean del 31 de diciembre al 1 de enero. Vivimos igual, hacemos lo mismo, amanecemos igual, etc. No hay mayores cambios en general. Y lo que hay que hacer, como bien sabemos todos, es vivir del 1 al 30 ó 31 de cada mes como si fuera el último día, dejando de pensar en años y considerando el día a día.

Así que si tú mañanas vas por tu lunes, yo también. Que en el fondo el 2011 aun queda muy lejos, no??
Muchos besos!!

12 de diciembre de 2010, 23:59  

JotaEfe,me alegra muchísimo que este año te haya marchado bién,espero que los próximos 80 sigan siendo buenos,jejejeje.Estoy deseando que se acabe el año porque llevo una mala racha de 7 años...y no he roto ningú espejo...ainsssss.
A Fete ni caso,lo hace para chincharte,jajajajaja.
Un millóbn de besos.

13 de diciembre de 2010, 0:12  

MORGANA.

Bueno, pues en ese caso espero que termine pronto no el 2010 sino esa mala racha. QUe no siga en 2011.

Y, oye, si vivo 80 más bienvenidos sean pero no sé, me temo que me pillarán ya rayando el larguero, jajaja.

A Fete ni caso, ni miedo, jajaja. Solo se dedica a chinchar, que es lo único que puede hacer a sus años, jajaja, pero no hace nada más, jaja.
Besos!

13 de diciembre de 2010, 0:21  

Vengo a darte las gracias por tus palabras hacia mí en el blog de Myles..con este hombre tengo crisis de personalidad,jajajaja

13 de diciembre de 2010, 15:31  

MORGANA.

Ya sabes tú que a mi él me maltrata como a nadie, así que yo solo me solidaricé contigo y tus crisis de personalidad, jajaja.
Besos.

13 de diciembre de 2010, 19:10  

Me deja usted, caballero de brillante armadura, con un sin sabor, no sé a que atenerme con usted, si a felicitarle la Navidad o la semana santa, el puente la constitucion o los santos inocentes, aclareme y aclarese..
Pese a que releo el post....
Abrazos.

13 de diciembre de 2010, 20:35  

Joder, sr. Myles, yo ya no sé si es problema mío o más bien suyo que nunca entiende mis entradas, cuando el resto de la gente (vea más arriba) las entiende perfectamente. Con lo facilita que es esta, oiga.
Le daré una pistilla..., no me tiene que felicitar nada. Solo leer, releer en su caso, y dejarse llevar por la música y los buenos sentimientos que me ha dado este 2010. Que tan difícil no puede ser, jejeje.
Abrazos.

13 de diciembre de 2010, 21:45  

JotaEfe,sí lo escribí yo ,como todo el material que hay en mis dos blogs.
tTn cuidado que ahora son dos los que te atacan¿O quizás sea el mismo?ja,ja,ja.
Besos.

13 de diciembre de 2010, 23:52  

Me alegro de que tu recuerdo de este año sea bueno, mi deseo es que el que viene sea mejor. El agradecimiento es mutuo, un blog sin amigos no es nada, y yo siempre digo lo mismo, prefiero poquitos pero que sean fieles que muchos y ni se acuerden.
Como siempre es un placer leerte, y no leo más porque el dolor de cabeza me atacó de nuevo, es por culpa de mis cervicales. Besitos.

14 de diciembre de 2010, 1:26  

PEPI.

Pues sí, espero que vuestro año sea tan bueno como el que se va para mi. Pero no adelantemos acontecimientos y dejemos las felicitaciones para la semana que viene.
Totalmente de acuerdo: pocos amigos, pero buenos.
Reponte pronto del dolor de cabeza!
Besos.

14 de diciembre de 2010, 14:07  

soy deliciosa? jajaja
gracias, caballero, que ya no le dicen a una piropos de estos buenos..(me he puesto roja)

16 de diciembre de 2010, 22:46  

YO MISMA.

Por supuesto, ¿acaso lo dudabas? Deliciosa, divina, interesante..., y quien no lo vea es o porque está ciego o porque es gilipollas.
Nada que agradecer, es simplemente lo que es.
Un besote!

16 de diciembre de 2010, 23:02  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal