Blogger Template by Blogcrowds.

Apenas yo sabía nada de la vida cuando, de repente, aprendí a besar.

Aun recuerdo las oscuridades de aquel portal, ese callejón donde nos refugiábamos para tener más intimidad y aquella playa del primer y único verano que pasamos juntos donde transcurrieron noches enteras mágicas sin otra cosa que hacer más que saborearnos tirados en la arena. Todos esos besos eran o parecían eternos. Y las humedades que provocaban, hasta que no les dimos rienda suelta una de las últimas noches de sin razón y de locura que pasamos, resultaban desesperantes.

Pero supongo que con aquella edad todo se termina. Imposible planificar con vistas al futuro. Imposible pensar en futuro. Todo es presente. Demasiado jóvenes, demasiado ardorosos, demasiado desenfreno como para pensar en otras cosas. Si cabe, era un placer que sabíamos que nos iba a hacer daño aunque, cuando le dábamos rienda suelta, yo solo oía músicas celestiales, las campanas del Paraíso, las trompetas del Apocalipsis, todos los boleros que ya entonces me gustaban y hasta el Himno Nacional y las Habaneras de Torrevieja, escenario donde transcurrió todo.



Cuando todo terminó, ya solo quedaron las sombras. Las sombras del dolor. Las sombras de lo que fuimos aunque apenas fuimos nada. Incongruencias de la vida. Un dolor a solas. Unas sombras que envolvían, un dolor que provocaba el recuerdo de aquellas olas azules, de ese cielo oscuro, de esas estrellas que nos vigilaban, de la penunbra de la habitación, de las tibias noches de caricias, de besos, de cuerpos desnudos y de olor a rosas que pasamos. Y yo, envuelto en sombras, buscándote por todas partes.

13 guarrindongos tienen algo que decir:

Jota, esos recuerdos son sólo tuyos, tú lo has vivido y ya nadie te los puede quitar. Guárdalos en un cofre y cuando quieras sácalos.
Todo amor cuando termina hace daño, pero el tiempo pasa y deja esos bellos recuerdos que ahora tienes.
Jajajaja me ha hecho gracia a todas las cosas que oías cuando le dabas rienda suelta a tus deseos, jajaja, música celestial, campanas del Paraíso, las trompetas del Apocalipsis,los boleros, el himno nacional y las habaneras de Torrevieja, jajajaj No te quedó nada ehhh, jajaja.
Después viene una parte muy tierna...buscándote por todas partes.
Sigue buscando Jota, sigue soñando y algún día tus sueños se harán realidad.
El video es muy bonito, la canción emotiva y tierna.

Un beso de bolígrafo con tinta indeleble, eso me gusta.

8 de diciembre de 2010, 14:39  

Creo que a tiempo pasado esos recuerdos son bonitos y normalmente olvidamos lo malo y solemos quedarnos con lo bueno.
Yo recuerdo mi primer beso con asco (pero eso es otra historia) muy buena de contar, pero, otra historia.
Besossssssss

8 de diciembre de 2010, 18:02  

PRINCESA.

Son recuerdos muy buenos aunque en aquel momento dolió como nunca y pensaba que iba a ser imposible superarlo.

Aunque te haya hecho gracia eso creo que es lo que se siente, una mezcla de todo, músicas, placer, boleros, jajaja, es una forma metafórica de decir lo que se siente cuando llega ese momento mágico de darse el primer beso. Y no digamos cuando se pasa a mayores...

Yo no estoy buscando, simplemente estoy abierto a quien me quiera aceptar, a aprender cosas nuevas, a vivir, etc.

la canción es preciosa, por eso la puse.

Besos y gominolas tuti-frutti!!

8 de diciembre de 2010, 19:13  

NEFERTITI.

Pues sí, son buenos recuerdos. Ya no se recuerdan como algo doloroso.

Oye, y por qué no nos cuentas esa "divertida" experiencia?? jajaj.

Besos!!

8 de diciembre de 2010, 19:15  

Los recuerdos llenan nuestra vida, yo siempre me quedo con los buenos.
La canción me encanta, pero es que esas dos mujeres son "bestias de escenario" en el buen sentido, por supuesto.
Oye y con toda esas cosas que oías, ¿tu qué decías?, porque a mí sólo me sale, una y otra vez "más, quiero más".
Quédate con lo que te hizo feliz, descarta lo demás. Y no pierdas la esperanza, Siempre es una primera vez si lo sientes de esa manera.

Un abrazo

8 de diciembre de 2010, 21:08  

PARKER.

jajajaja, yo no decía nada, yo solo besaba y besaba, jajajaj, no estaba como para decir nada. Si se hubise querido apuntar una orquesta sinfónica, también habría valido. Yo ya escuchaba hablar hasta a los mudos, jajaj. Porque yo, así lo recuerdo, estaba fuera de mí. Aunque yo también decía eso de "más, quiero más" pero se me terminó rápido el asunto y tuve que aguantarme con lo que había.
Besos.

8 de diciembre de 2010, 21:12  

Siempre es bonito recordar, lógicamente es preferible recordar lo bonito, pero de lo malo seguro que sacamos algo bueno también, un abrazo y sigue recordando.

Nefer cuéntalo, que lo cuente, que lo cuente, que lo cuente

9 de diciembre de 2010, 5:58  

DAVID.

Pues sí, y más si se trata de recordar cosas que ya no duelen aunque se recuerdan con cierta nostalgia. No sé, es raro...

Nefer lo ha dicho así que lo tiene que contar, no nos puede dejar con este sin vivir. Tiene que contarlo YA!

Abrazos.

9 de diciembre de 2010, 16:45  

Bueno, bueno, todo se andará. Lo que pasa es que me tendré que remontar a la época de piedra, jajajajaja
Besosssssss

9 de diciembre de 2010, 20:12  

precioso, nene, las palabras, los pensamientos y los recuerdos siempre tendrían que ser así de bonitos, me quito el sombrero ante tanta elegancia de espíritu,si señor!

10 de diciembre de 2010, 9:04  

NEFERTITI.

Chica, tampoco es tan raro que tú, por lo faraona que eres, te llevas bien con el Neolítico y todas esas cosas antiguas, jajajaja.
Remótate a lo que quieras, ¡¡pero cuéntalo!! jajaja.
Muchos besos!

10 de diciembre de 2010, 12:07  

YO MISMA.

Muchas gracias, guapa. Yo sí que me quito el sombrero ante tanta gente buena que me rodea y, sobre todo, como tú. O sea, elegantes por dentro, guapas por fuera. Un besote!!

10 de diciembre de 2010, 12:09  

Es importante lo malo, porque es la mejor forma de aprender, lo bueno es solo para recordarnos que estamos vivos.

Abrazos.

11 de diciembre de 2010, 12:03  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal