Blogger Template by Blogcrowds.

Yo no sé si el problema es mío, que no me sé explicar del todo bien o es que mi jefe o director no me entiende porque vive, como persona que tiene la vida más que resuelta ya, en una dimensión lejana a la de la dura vida real actual.

Yo le digo que no le veo futuro a esto, que estoy pensando en echar mano de otras posibles opciones para tener no solo una salida a la que jugarme todo mi futuro laboral-profesional. Creo que lo sensato, en los tiempos que corren, es eso. Y él que no, que tengo una imagen totalmente distorsionada de la realidad española, que él ve brotes verdes no sé dónde -ignoro si fuma cosas no legales-, que opositar es complicadísimo y cuando te suspenden y tienes que presentarte otro año y otro y otro te desanima una barbaridad, etc., etc.

Pero yo le digo que, al menos, amaneces todos los días sabiendo el objetivo que persigues, lo consigas dentro de uno o de diez años. Sabes qué objetivo tienes -estudiar este tema para presentarme a tal oposición- y por qué haces lo que haces y por qué te levantas todas las mañanas. Mi actual dedicación sin embargo, cuando yo mismo me pregunto para qué o en caso de que me lo pregunten los demás, no me permite ofrecer respuesta alguna. Y esa sensación de no saber por qué estoy en el mundo, cuál es mi función aquí, para qué he sido llamado, etc., etc., es sencillamente horrible y muy desazonadora. Y es que todo el futuro está en manos de la incertidumbre, de pedir becas -que nadie te garantiza que te vayan a dar-, de ir de acá para allá pidiendo limosna a cambio de matarte a trabajar y a viajar por el mundo para no saber nunca si vamos a poder acabar en la Universidad o si tendremos que terminar con más de cuarenta años sin saber dónde narices meternos para sobrevivir. El Burger King no sirve como salida porque ahí solo buscan veinteañeros. Y eso, amigos, es muy duro.

Porque, como bien ha sabido retratar el genial Forges en esta viñeta, lo único que se nos promete a los jóvenes investigadores de las Españas es un plan de I + D + bP o, en su defecto, de I + D + hP. Vean, tiene su gracia:


Y si no te gusta, te jodes. O te vas por donde has venido y a otra cosa, mariposa. Eso es investigar en España, no esa imagen romántica -del siglo XIX, no se me confundan- que se tiene del gremio. Yo, lo siento, pero creo que aun soy muy joven como para poder buscar otras salidas, estudiar una oposición o hacer lo que sea. Porque lo que me da pánico es verme con treinta y muchos años o incluso cuarenta y preguntarme entonces qué hacer con mi vida y qué hago aun en casa de papá y mamá -en caso de que aun vivan, crucemos los dedos-. Que el déficit del Estado, que esa es otra -menuda la que nos espera en los próximos años a los que a esto nos intentamos dedicar-, no está como para ir dando becas a trote y moche. Yo lo entiendo y voy a actuar en consecuencia. Y si estoy desenfocado, como dice mi profesor, ya tendré ocasión de ir al oculista a hacerme un chequeo si veo que tampoco me funciona esta decisión.

PD: Por cierto, veo que me comenta menos gente, hay a quienes echo en falta. No sé si será porque estamos todos muy liados, que puede ser, o por los cambios a los que se ha visto sometido este blog, que siguen "descolocando" algunas cosas. Al principio, por un error mío, no se podía poner comentarios. Ahora ya sí. Pero ayer vi que la pestaña -o como se llame- para acceder a escribir un comentario ya no está al terminar cada entrada, sino arriba, justo después del título de éstas. Lo digo por si hubiese alguien en la sala un poco perdido por tanto cambio.
Espero veros a todos por aquí, aunque imagino que eso irá por rachas. Como todo, rachas mejores y otras peores.

10 guarrindongos tienen algo que decir:

Es verdad, eso de tener lo de los comentarios arriba despista mucho.
Yo tampoco veo el futuro muy bien, la verdad. Esto está jodido y tardará en enderezarse. Lo q no sé es como vamos a aguantar hasta entonces. Acojonada estoy.
Un besico.

29 de enero de 2010, 18:36  

Hola JotaEfe.

Tema duro el que planteas.

No hace ni veinticuatro horas lo hablé con un amigo. Está luchando por mantener su empresa a flote, pero cada vez está mas complicado. Ahora los bancos no se fían ni de Dios y él (como otra mucha gente) funciona a base de prozac.

Quien no es empresario y está trabajando, aguanta; aunque no esté a gusto, porque igual cierran al día siguiente y se queda sin trabajo.

Yo creo que el único brote verde es el que sale trabajando la tierra. Quien la tenga, tiene esa opción, pero quien no, creo que lo tiene cada vez más jodido.


Besos

29 de enero de 2010, 18:54  

Situación complicada en este momento. Poquita gente se dedica laboralmente para lo que se ha preparado y suerte ya es tener trabajo.
De momento no me puedo quejar.
Hoy me arrepiento de no haberme preparado una oposición, ahora ya no me apetece, me siento vaga para ponerme a estudiar.
Buena entrada, amigo
Un beso

29 de enero de 2010, 23:22  

Dile a tu jefe-director que te solucione el futuro él o que te deje hacer lo que te plazca, que es lo que vas a hacer...
Como funcionario que soy, te doy mis ánimos y te diré que el que la sigue la consigue, si no es a la primera, a la segunda, tarde o temprano cae.

Un abrazo.

30 de enero de 2010, 0:48  

La verdad es que la cosa está fea de co..., para los jóvenes, para los viejos, para los rubios, para los morenos, para los altos para los bajos, etc.etc. Te deseo suerte.
Y conste que yo vengo poco porque estoy de descanso, pero vengo, jeje.
Besinos.

30 de enero de 2010, 2:07  

SARA

Comparto tu acojonamiento. Yo, como digo, los brotes verdes no los veo por ninguna parte, la recesión continúa y no me quiero ni imaginar los esfuerzos que todos tendremos que hacer para salvar ese déficit enorme que ya tenemos en las cuentas públicas: ¿recortes en becas?, ¿congelaciones salariales?, ¿congelación de oposiciones?
Mira, mejor ni pensarlo porque se me van a quitar las ganas de comer, jejeje.
Besos¡

30 de enero de 2010, 13:42  

ARDILLA ROJA

Sí, es verdad. El que tiene hoy un trabajo tiene un tesoro y aunque sea malo, le exploten o no le guste, se contenta diciendo que por lo menos tiene trabajo y unos ingresos más o menos pequeños, pero ingresos a fin de cuentas. Esa es la nueva ideología del trabajo, si Marx levantara la cabeza, jejeje.

Entre los que se arriesgan a perder su empresa o su trabajo y los que no sabemos para dónde tirar porque no alcanzamos a ver qué consecuencias inmediatas de futuro tendrá esta crisis, estamos apañados en España.
Muchos besos¡

30 de enero de 2010, 13:44  

EMIBEL

Me alegro de que conserves tu trabajo, y espero que te dure y que no tengas que echar mano de oposiciones, etc., etc.
Besos¡

30 de enero de 2010, 13:46  

EMILIO

Muchas gracias por los ánimos. La verdad es que tengo ganas de ponerme a estudiar y a prepararme la oposición, o sea que estoy ilusionado. Claro que tendré mis altibajos como todo buen opositor, pero de momento me encuentro con ganas y con fuerzas de empezar y hacerlo cuanto antes.
Un abrazo¡

30 de enero de 2010, 13:47  

FABIA

Muchas gracias por tus buenos consejos, que valoro más en tanto que has pasado a dármelos en tu período de descanso y reflexión, jejeje.
Un abrazo y mucho ánimo. Y, por supuesto, que vuelvas pronto.

30 de enero de 2010, 13:48  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal